Deportes

Kai Havertz, el joven goleador de los 100 millones de euros que le dio la Champions League al Chelsea

Kai Havertz marcó el gol del Chelsea en la final de la Champions League (REUTERS/Jose Coelho)
Kai Havertz marcó el gol del Chelsea en la final de la Champions League (REUTERS/Jose Coelho) (JOSE COELHO/)

El 4 de septiembre de 2019, Chelsea anunció con bombos y platillos la llegada de Kai Havertz a cambio de 100 millones de euros. Esa cifra -conformado por un monto fijo y una suma de variables- convertía al joven alemán en el fichaje más caro de la historia del conjunto inglés. La inversión rindió sus frutos y este sábado el polifuncional de 21 años se convirtió en el gran héroe de la jornada al convertir el gol que le dio a su equipo la consagración en la final de la Champions League ante el Manchester City.

Havertz es un producto de la cantera del Bayer Leverkusen, entidad a la que llegó cuando tenía tan solo 11 años y luego de todo el apoyo que había recibido de su abuelo Richard, el gran impulsor de su carrera. Fue atravesando todas sus etapas en las inferiores del club hasta hacer su debut como profesional en octubre de 2016, a sus 17 años y 126 días, convirtiéndose así en el futbolista más joven de la historia en hacer su presentación con la camiseta del equipo en la Bundesliga.

Poco a poco, con goles y grandes actuaciones, fue ganándose un lugar entre los titulares. Pero no solo eso, también se convirtió en un experto en romper marcas: al día de hoy es el futbolista más joven en marcar en la Bundesliga y también el de menor edad en alcanzar los 50 partidos en ese torneo.

La carrera deportiva de Havertz iba en franco ascenso, pero el futbolista no dejaba de lado sus estudios. En sus primeros años como profesional se perdió varios partidos por tener que rendir exámenes. En 2016 no pudo disputar el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League y un año después volvió a ausentarse de algunos juegos del certamen doméstico. “Es cansador y a veces no es fácil desde lo mental”, decía en aquellos tiempos sobre sus múltiples obligaciones.

Su debut oficial en la selección mayor de Alemania llegó en septiembre de 2018, en un encuentro amistoso ante Perú. El entrenador Joachim Löw lo mandó a la cancha 19 años, dos meses y 29 días, lo que significó otro hito ya que se convirtió en el jugador más joven en debutar con el equipo absoluto de su país.

Los flashes comenzaron a posarse en ese jovencito alemán que no paraba de romper redes y que asombraba con su versatilidad en la ofensiva. La prensa empezó a publicar versiones sobre su futuro: que lo quería el Real Madrid, que su juego era ideal para el Barcelona…Finalmente fue la propuesta que llegó desde Stamford Bridge la que primó.

Chelsea pagó 80 millones de euros por su pase. A esa cifra deben sumarse otros 20 millones en variables por objetivos. Havertz ha logrado estar a la altura de las expectativas que se depositaron en él y, salvo un lapso en diciembre de 2020 en el que se perdió varios partidos por haber contraído covid-19, ha sido un baluarte en la ofensiva del equipo.

Este sábado, a los 41 minutos del primer tiempo, Havertz marcó la diagonal, recibió un exquisito pase de Mason Mount, superó la apurada salida del arquero Ederson y definió para decretar el 1-0 de los dirigidos por Thomas Tuchel ante los de Pep Guardiola. Fue el gol que le permitió a los Blues ganar la final y adueñarse de la Champions League. Fue el tanto que le permitió al joven alemán pagar con creces aquella apuesta que el elenco de Londres hizo por él.

SEGUIR LEYENDO:

Chelsea derrotó al Manchester City en un partido intenso y se consagró campeón de la Champions League

Marshmello, Khalid y Selena Gómez: el deslumbrante show en la previa de la final de Champions League

Peleas callejeras, cruces con la Policía y multitudes sin tapabocas: así se vivió la previa de la final de la Champions League

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar