Deportes

El Chapa Retegui, tras el pase de las Leonas a la semifinal de los Juegos Olímpicos: “Jugamos como los que están salvando vidas en esta pandemia”

“Este es el premio al esfuerzo, no logramos nada, no ganamos nada todavía. Ahora viene lo mejor, nos preparamos para estos dos partidos que quedan”.

La voz ronca de tanto gritar de Carlos Retegui impone presencia, rodeado de las Leonas, instantes después de haber vuelto a hacer historia. La Selección femenina de hockey sobre césped derrotó 3-0 a Alemania y se clasificó a semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio, vengando lo sucedido en Río de Janeiro 2016, cuando se quedó afuera de la lucha por las medallas. Sí, ni en un momento de éxtasis, el entrenador abandona la ambición, el Ojo del Tigre.

Una montaña rusa de emociones para el orientador. El domingo, se quedó afuera con Los Leones, tras caer justamente ante Alemania. Las Leonas le dieron revancha. Pero en ambos casos usó el mismo término para definir lo hecho por sus dirigidos: “orgullo”.

“Este no es un equipo mío, es de todos los argentinos, porque jugamos a lo argentino. Las Leonas son de todos, es un equipo popular. Con la garra, la concentración, hoy volcaron los miles de entrenamientos, las miles de subidas a los médanos”, subrayó, en alusión a la preparación en Cariló. “No éramos tan malos ayer ni somos tan buenos hoy. Hay que tener tranquilidad, el equipo capitalizó lo de Nueva Zelanda y Australia, donde hicimos buenos partidos y no se habían dado los resultados”, buscó el equilibrio en diálogo con TyC Sports.

“Tengo una alegría muy grande, por las jugadoras, por las familias. Y a mi familia quiero agradecerle con el corazón. El equipo se volvió a meter entre los cuatro mejores del mundo; es un equipo muy joven, confiamos plenamente, han dado todo en la preparación”, remarcó. Y recalcó los casos de Belén Succi y Rocío Sánchez Moccia, que son mamás, pero se entregaron a pleno detrás del objetivo. “Eso es prioridad a la camiseta argentina, es pertenencia. Vinimos a conmover a la gente a 18.000 kilómetros de distancia”, emocionó.

“Una semifinal olímpica es muy groso, hay mucho sentimiento, mucha emoción. Yo soy sensible, y más con todo lo que estamos viviendo. Le quiero dedicar esto a toda la gente de la salud, que está trabajando, exponiendo su vida; a los que están luchando contra la pandemia. Jugamos como ellos, jugamos como los que están salvando vidas en esta pandemia”, conmovió con la comparación.

“El deporte es deporte, no mezclamos, queremos a la camiseta, a la Selección; queremos dar lo mejor. Sólo tengo palabras de gratitud para los que están al lado mío, incluso en la adversidad. El éxito pasa por darlo todo, entregarse hasta el último latido del corazón, la última gota de sudor, como decía mi mamá”, abrió las puertas de su filosofía, con la que, entre otros lauros, se consagró campeón olímpico con los Leones en Río de Janeiro y ganó la presea plateada con las chicas en Londres 2012.

“Es la primera vez que vamos a tener dos días de descanso”, destacó como una ventaja de cara a lo que viene, antes de dedicarse a ver la otra semifinal entre Australia e India, aguardando por el rival de sus pupilas. “Que venga el que venga”, aceptó, en una muestra de confianza en su equipo de trabajo… Y en aquellas subidas y bajadas en los médanos de Cariló, cuando el sueño olímpico todavía estaba en pañales.

SEGUIR LEYENDO:

El emoción de Las Leonas en el himno argentino y la conmovedora arenga de Noel Barrionuevo y Belén Succi: “Que la camiseta sangre por estos colores”

La emoción de Hugo Conte tras la clasificación del vóley de Argentina en Tokio y la cálida charla con su hijo Facundo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar