Deportes

La reacción de Norberto Fontana cuando se enteró de que venden el auto con el que corrió en la Fórmula 1: cómo lo ubicó y cuál es su precio

Sauber de F1 de Fontana
Norberto Fontana en el box de Sauber en una de sus cuatro carreras de 1997 (@norbertofontana)

Suele ocurrir en el automovilismo que los pilotos le pierden el rastro a los autos con los corrieron. Más en categorías internacionales donde los coches son propiedad de los equipos o de las fábricas que participan, algo que ocurre en la Fórmula 1. Cumplir el sueño de debutar en la Máxima es el anhelo de todo corredor. Una vez concretado, otro puede ser volver a encontrarse con esa máquina con la que se tocó el cielo con las manos y el argentino Norberto Fontana encontró el Sauber con el que corrió cuatro Grandes Premios en 1997.

El propio Gigante de Arrecifes se ocupó de la búsqueda del tesoro y contó la novedad en su cuenta de Instagram donde dio detalles de su conversación con un representante de Officina Caira Formula Uno, la empresa que puso a la venta el Sauber C16 con el número de chasis 06, que es el que manejó hace 24 años, según lo que publica el actual competidor de Turismo Carretera.

“Hola amigos de Officina Caira, veo que tienen mi auto de F1, ¿está a la venta?”, preguntó Fontanita en una historia de la mencionada red social donde etiquetó a la empresa. Luego logró contactarse por WhasApp y ahí le dieron los detalles del auto y el precio: 155 mil euros (183 mil dólares). Aunque le aclararon que el monto no incluye el motor, un Ferrari 046 V10 que en su momento se denominó Petronas SPE-01, por el auspiciante principal del equipo.

Sauber de F1 de Fontana
La consulta que hizo el Gigante sobre la venta del Sauber C16 (@norbertofontana)

Norberto también compartió el diálogo y les preguntó a sus seguidores: “Lo compramos amigos de Instagram? Está un poco saladito para nosotros en pesos”.

Fontana se ligó a Sauber en la temporada 1994 cuando ese año se subió por primera vez a un auto de la Máxima en el Autódromo de Montmeló, en Barcelona. Tras su título en la Fórmula 3 Alemana en 1995, cuando le ganó a Ralf Schumacher, hermano menor de Michael, tuvo un contrato para debutar en 1996 en la F1. Pero las heridas en un accidente en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3 truncaron esa posibilidad.

No obstante, el dueño del equipo Peter Sauber siempre confió en las condiciones de Norberto y luego de correr en la Súper Fórmula en Japón en 1996 (mismos autos que la Fórmula 3000, hoy la Fórmula 2), para la temporada 1997 siguió siendo piloto de pruebas y de reserva de Sauber.

Sauber de F1 de Fontana
El diálogo de Fontana con el representante de la agencia que vende el auto y la consulta a sus seguidores (@norbertofontana)

Para el Gran Premio de Francia, el Gigante reemplazó a uno de los corredores titulares, Gianni Morbidelli, quien se había accidentado. El italiano tuvo su lugar porque era piloto de Ferrari, que por esos años proveyó de motores al equipo suizo. En aquel debut en Magny-Cours abandonó por un despiste.

Luego el arrecifeño también corrió en Inglaterra (9º), Alemania (9º) y el denominado Gran Premio de Europa, que fue la última carrera del año realizada en el autódromo español de Jerez de la Frontera, donde cruzó la meta en la 14ª posición.

En esa temporada los principales pilotos fueron el propio Michael Schumacher (Ferrari) y Jacques Villeneuve (Williams), quienes pelearon por el título hasta la última carrera. Otras figuras fueron Mika Hakkinen y David Coulthard, ambos con McLaren; Gerhard Berger y Jean Alesi, de Benetton; o el campeón saliente, Damon Hill, con Arrows.

La firma que vende los monopostos de F1 publica en su inventario 46 autos de los años 70, 80, 90 y de la primera década de este siglo. Son unidades de las escuderías Copersucar, Ensign Ferrari, Benetton, Jordan, Tyrrell, Arrows, Sauber, Simtek y BMW (que en su momento tomó el lugar de Sauber).

Auto de F1 de Larrauri
El Eurobrun con el que corrió Oscar Larrauri en 1988

En esa lista aparece otra perla para los argentinos: un Eurobrun 188 chasis 01 que corrió Oscar Rubén Larrauri en la temporada 1988 y que aparece con la decoración de finales de ese campeonato, con los colores blanco y amarillo. En ese año Poppy estuvo complicado por la cantidad de equipos (cerca de 20) lo que obligó a una preclasificación eliminatoria. Al integrar uno de los equipos más humildes, su auto no fue competitivo y en esa temporada solo pudo largar ocho carreras.

El santafesino también participó en 1989 con la misma escudería, pero vivió una situación similar sin poder mostrar sus condiciones, más allá de que ese no fue su momento de plenitud. El oriundo de Granadero Baigorria fue campeón de la Fórmula 3 Europea en 1982, pero la falta de presupuesto impidió esa posibilidad.

Ocho años más tarde la Argentina volvió a tener un representante en la Máxima y fue por medio de Fontana que generó una enorme expectativa en su época por su talento y por cómo cumplió sus pasos en las categorías menores en Europa.

El Gigante muchas veces debió soñar con reencontrarse con el Sauber C16 y ahora lo ubicó. Se trata del auto que lo marcó a fuego y con el que pudo llegar al gran circo.

Sauber de F1 de Fontana
Fontana, de costado, en la previa de la carrera en Francia donde debutó en la F1 (Archivo CORSA)

SEGUIR LEYENDO:

De correr en la Fórmula 1 con Schumacher a alejarse del automovilismo y vender autopartes para camiones y colectivos: la nueva vida de Esteban Tuero

De un barco con Pamela Anderson, a pelearle a Hakkinen con un Minardi y tener de jefe a Prost: a solas con Gastón Mazzacane, el último argentino en la Fórmula 1

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar