Deportes

“No estábamos preparados”: un ex compañero de Maradona protagonizó uno de los videos más emotivos para recordarlo

Fue justo cuando Ciro Ferrara dio sus primeros pasos como jugador profesional en el Napoli que Diego Armando Maradona fichó por el club italiano al que llevaría a lo más alto del fútbol de ese país y el continente. Juntos obtuvieron dos Scudettos, una Copa Italia, una Supercopa italiana y la Copa UEFA con la insignia de los Azzurri. La única vez que se enfrentaron fue por las semifinales del Mundial 1990, aunque el napolitano vio desde el banco la clasificación argentina. Forjaron una estrecha amistad que perduró con los años. Y ahora el histórico ex defensor le dedicó un video.

En vísperas del primer aniversario del fallecimiento de Diego, Ferrara grabó unas imágenes en las que simuló estar hablando con él. “Me has cogido desprevenido, ¿eh? Quién mejor que tú para hacerlo”, expresó Ciro ante el imaginario llamado del Diez. “Todo se ha vuelto doloroso y oscuro. De repente nos faltaba sangre caliente en las venas. No estábamos preparados. No Diego, no lo estábamos”, son otras de las desgarradoras frases del clip que difundió en su cuenta de Instagram.

Es difícil eludir la emoción en el final: “Ahora tenemos que despedirnos, supongo. Hagámoslo rápido porque siento que mis ojos se llenan de lágrimas. Pero primero dime una cosa, ¿cómo estás, Diego? Bien, qué alivio. Tenia un peso en el estómago y mil pensamientos. Gracias por llamar. No olvides que te quiero mucho. Adiós Diego. Adiós capitán”.

Maradona y ciro ferrara SF
Maradona y Ferrara durante su época como compañeros del Napoli (ciroferrara_official)

CHARLA IMAGINARIA ENTRE FERRARA Y MARADONA

¿Hola? ¿En verdad eres tú, Diego? Esperaba tu llamada.

Inmediatamente tuve el teléfono apagado, necesitaba recogerme en silencio. Esta última semana estuve varias horas mirando la pantalla iluminada, leí los números que aparecían, los nombres que parpadeaban. Estaba en espera, como si pudiera sentirlo, pero nada. En cambio esta mañana me has cogido desprevenido, ¿eh? Quién mejor que tú para hacerlo. Han pasado muchas cosas en pocos días. Sí, me imaginé que te conmovería saber que las calles de Nápoles y Buenos Aires estaban llenas de gente con ojos tristes. La luz está velada. Todo se ha vuelto doloroso y oscuro. De repente nos faltaba sangre caliente en las venas. No estábamos preparados. No Diego, no lo estábamos. Y ese miércoles de noviembre seguirá siendo para muchos uno de los días más tristes de sus vidas.

¿Disculpa? ¿Quieres saber cómo reaccionaron en otras partes del mundo? Eh… ¿Cómo puedo contártelo todo? En todas partes te han comentado. Fue una locura, Diego. Algo que nunca hemos visto. Aunque mi corazón está roto hoy, el consuelo más dulce es la suerte que tengo de haber formado parte de las páginas de tu novela. Ahora que escucho tu voz siento una agradable y reconfortante vibración. He extrañado tu voz, ¿sabes? Es una sacudida mágica. Diego, eres lo más grande. ¿Qué demonios has desatado? ¿Qué hiciste en esta Tierra? Te compararon como un Dios humano. Pero alguien no acepta un mundo entero triste y afligido por tu pérdida. Si quieres saber los nombres, olvídalo, a algunos ni siquiera los conoces, Diego. Tu vida terrenal ya te ha pasado la factura y no le debes nada a nadie. Quedate tranquilo.

Maradona y ciro ferrara SF
Ciro y Diego, una amistad eterna (ciroferrara_official)

¿Sabías que la ciudad de Nápoles le dio tu nombre al estadio? Te aseguro que es cierto. Estadio Diego Armando Maradona. ¿Suena bien, verdad? No te involucres tú también, que ya estamos bastante emocionados. ¿Recuerdas cuántas veces te esperamos en la cancha? Había días en los que sabíamos que ibas a venir y otros días en los que sabíamos que no te veríamos hasta el día siguiente. A veces nos mandabas al manicomio al presentarte sin avisar. Cuando ya no contábamos contigo aparecías enfrente de nosotros, como un niño impaciente por empezar, y nos mirabas como diciendo: ¿qué hacen ahí parados? ¿vamos a jugar, no? Qué lindo es volver a reír juntos como cuando éramos niños. Conozco esa sonrisa, hijo de puta.

Me gustaría que volvieran uno de esos días en los que me quedo en la cancha, esperándote para verte llegar justo cuando el destino parece haber dicho su ultima pálabra. Ojalá pudiera, pero sé que es un deseo imposible. Ahora tenemos que despedirnos, supongo. Hagámoslo rápido porque siento que mis ojos se llenan de lágrimas. Pero primero dime una cosa, ¿cómo estás, Diego? Bien, qué alivio. Tenia un peso en el estómago y mil pensamientos. Gracias por llamar. No olvides que te quiero mucho. Adiós Diego. Adiós capitán.

SEGUIR LEYENDO:

A 20 años del partido homenaje a Maradona en La Bombonera: el “invitado de honor”, la palabra prohibida y el detrás de escena de “la pelota no se mancha”

El video que se publicó en la cuenta de Diego Maradona para celebrar su cumpleaños 61

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar