Economía

El Gobierno destinará $700 millones a la compra de papa, cebolla y tomate para aumentar la oferta y estabilizar los precios

El Gobierno creará un fideicomiso para comprar papa, cebolla y tomate “por anticipado” y aumenta la oferta durante los meses de subas estacionales. REUTERS/Agustin Marcarian
El Gobierno creará un fideicomiso para comprar papa, cebolla y tomate “por anticipado” y aumenta la oferta durante los meses de subas estacionales. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

El próximo paso para intentar contener los precios de los alimentos incluirá un fondo estatal para compras por anticipación de un grupo de verduras y precios de referencia en la boca de expendio más importante del Área Metropolitana de Buenos Aires.

El Gobierno definirá en las próximas semanas cuál será el alcance de una nueva medida que apunta a reducir el ritmo de inflación que tienen algunas de las verduras más consumidas. Se trata de un fondo fiduciario que aún negocian la Secretaría de Comercio Interior que lidera Roberto Feletti con las autoridades del Mercado Central, y que tiene como fecha tentativa de inicio durante marzo, si se cumplen los plazos previstos originalmente.

El Gobierno definirá en las próximas semanas cuál será el alcance de una nueva medida que apunta a reducir el ritmo de inflación que tienen algunas de las verduras más consumidas.

El esquema es el de una compra por parte del Estado de determinado cupo de papa, cebolla y tomate, que para las mediciones oficiales son las tres verduras más compradas por el consumidor. Para eso, se pondría sobre la mesa una inversión inicial pública de unos $700 millones, según aseguró este miércoles a Infobae el presidente del Mercado Central de Buenos Aires, Nahuel Levaggi.

La Secretaría de Comercio prefirió no confirmar el monto previsto para ese fondeo y aseguró que todavía siguen las conversaciones entre las autoridades de esa dependencia y el mercado abastecedor. En las últimas horas hubo reuniones entre las partes, ya que la intención del Mercado Central es poder implementar la medida en algún momento de marzo.

El nuevo esquema fijaría precios de referencia en el Mercado Central. REUTERS/Agustin Marcarian
El nuevo esquema fijaría precios de referencia en el Mercado Central. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

Quedan algunas cuestiones decisivas por determinar. La más relevante es cuál será el precio que el Estado fijará como referencia en el mercado, con la intención de que influya en el precio de venta, también, fuera del predio de Tapiales. Levaggi aseguró que los valores a los que el Estado venderá esos productos está en discusión, para lo cual llevan adelante análisis de la cadena de costos del sector.

“Lo que se busca es estabilizar la oferta y el precio, en momentos en los que hay cambios de temporada y hay una menor oferta y precios más altos, el Estado impulsa un aumento de la producción”, mencionó el funcionario, que además es coordinador nacional de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), que agrupa a pequeños productores.

El esquema es el de una compra por parte del Estado de determinado cupo de papa, cebolla y tomate, que para las mediciones oficiales son las tres verduras más compradas por el consumidor. Para eso, se pondría sobre la mesa una inversión inicial pública de unos $700 millones

“La idea es poder implementarlo en marzo, apuntando para que impacte en los picos de precios que hay habitualmente en septiembre, octubre y noviembre”, mencionó Levaggi. Habrá ciertos cupos máximos que el Estado podrá comprar. Según el funcionario, serán de 10.000 toneladas para el caso de la papa, 6.000 toneladas de tomate y 4.000 de cebolla. “Por ahora apuntamos solo al Mercado Central, es un primer paso porque después buscamos aumentar ese volumen”, continuó.

El avance de esta idea surge días después de que circulara una intención oficial de crear una empresa nacional de alimentos para controlar subas en ese sector. El precio de los alimentos frescos es una batalla que, en palabras del secretario de Comercio Interior Roberto Feletti, el Gobierno “está perdiendo”. “Estamos perdiendo la batalla de los productos frescos, como la carne, el tomate, la papa, las verduras. En alimentos el alza de precios es más alta porque tenés la estacionalidad de las frutas y verduras. Ahí yo hablé con el Mercado Central para construir algún instrumento de regulación para aminorar la volatilidad de precios, todos los países los tienen”, anticipó a principio de mes el funcionario.

reunión de Roberto Feletti con supermercados
Roberto Feletti negocia con el Mercado Central un nuevo esquema de precios para las verduras más consumidas

Rafael Klejzer, director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social y dirigente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) había hablado de la necesidad de crear una empresa nacional, “para activar el rol del Estado en la planificación, regulación, control, producción, análisis de costos y comercialización de los alimentos de manera no monopólica y no dejar el mercado en manos de las grandes corporaciones”, explicó desde su cuenta de Twitter. Luego, en diálogo con Infobae, afirmó que se trataba de una “idea general”.

Horas más tarde la portavoz del Gobierno Gabriela Cerruti abonó la idea sin dar mayores precisiones. “Hay que reconstruir instrumentos estatales que permitan establecer regulaciones frente a lo que es el libre mercado en la asignación de recursos de alimentos”, mencionó y habló de “ayudar a la productores pequeños y medianos, que ya existe muchísimo, hacer de esto un tema más masivo para que las verduras y hortalizas lleguen de manera mas barata, sí, sin duda el Gobierno está empeñado en ver cómo ayudar a los pequeños y medianos productores”.

Habrá ciertos cupos máximos que el Estado podrá comprar. Según el funcionario, serán de 10 mil toneladas para el caso de la papa, 6 mil toneladas de tomate y 4 mil de cebolla

Alimentos y bebidas fue el rubro que más peso tuvo en el índice de precios de enero, que fue de 3,8 por ciento. Ese rubro en particular tuvo un incremento de precios de 4,9% durante el primer mes del año, lo que encendió las alarmas oficiales.

Lo más relevante en la división fue el incremento de verduras, tubérculos y legumbres, donde se destacaron el tomate con una disparada del 82,2% en el precio. Fue seguido por la lechuga, también por kilo, que tuvo un alza de precios del 51,1% mientras que el podio lo completó el limón (por kilo), al registrar un aumento de 30,2 por ciento.

SEGUIR LEYENDO:

Cómo podría funcionar la Empresa Nacional de Alimentos para controlar la suba de precios

Inflación: el Gobierno confirmó que planea crear una Empresa Nacional de Alimentos

¿La inflación ya se “tragó” el aumento en el salario mínimo? Lo que dicen los especialistas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar