Economía

Más regulaciones para los importadores: el Banco Central sumó un nuevo requisito para autorizar el acceso a los dólares

Foto de archivo. Una grúa carga un camión con un contenedor mientras los trabajadores supervisan la operación en el Puerto de Cartagena, Colombia, 14 de mayo, 2012. REUTERS/Joaquín Sarmiento
Foto de archivo. Una grúa carga un camión con un contenedor mientras los trabajadores supervisan la operación en el Puerto de Cartagena, Colombia, 14 de mayo, 2012. REUTERS/Joaquín Sarmiento (STRINGER Colombia/)

El Banco Central sumará un nuevo eslabón en la cadena de controles para acceder a los dólares destinados al pago de importaciones. A través de su incorporación al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), que evalúa cada operación importadora y del que participan el ministerio de Desarrollo Productivo y la AFIP, el Banco Central asignará una categoría a cada pedido para acceder a los dólares para pagar la importación.

Al mismo tiempo, el BCRA informó que también dispuso “mantener hasta fin de año las condiciones de acceso al mercado aplicables a pagos de importaciones, la conformidad previa para cursar pagos de endeudamientos financieros del exterior con acreedores vinculados y las normas en materias de refinanciación de pasivos externos”, es decir, todo el andamiaje normativo vigente para importar.

Ahora se agrega un paso más: el Banco Central asignará a cada SIMI una categoría, A o B. En el primer caso, el importador recibirá el mismo tratamiento que tuvo hasta ahora; si se adjudica la categoría B, la importación de bienes asociadas deberá ser financiadas como mínimo a un plazo de 180 días corridos a contar desde el registro del ingreso aduanero de los bienes a la Argentina.

El BCRA habilitará el acceso al mercado de cambios a un importador para las SIMI categoría A por el equivalente al menor de dos montos: el valor FOB de sus importaciones de 2021 más un 5% o el valor FOB de sus importaciones de 2020 más un 70%. Para los nuevos importadores, el límite se fijará en USD 50.000, al igual que para aquellos que no hayan superado ese monto en base al cálculo anterior.

PLos peatones pasan frente al edificio del Banco Central de Argentina en Buenos Aires.. Foto de archivo. REUTERS/Enrique Marcarian
PLos peatones pasan frente al edificio del Banco Central de Argentina en Buenos Aires.. Foto de archivo. REUTERS/Enrique Marcarian (Enrique Marcarian/)

De este modo, explicaron en el BCRA, la asignación de la categoría A o la categoría B se realizará en forma automática: quien pida importar por debajo del límite, accederá a los dólares; si excede el límite, deberá buscar financiamiento por la diferencia a un plazo mínimo de 180 días. Y advirtieron que “la participación del BCRA se limitará a la asignación de una categoría, A o B, que define el mecanismo de acceso al mercado para el importador que obtuvo el permiso correspondiente”. Dicho permiso, seguirá siendo otorgado en el ámbito del ministerio de Desarrollo Productivo.

El titular de esa cartera, Matías Kulfas, había señalado a Infobae el pasado 17 de febrero que “no faltaron dólares y no van a faltar” para la importación. Consultado si una vez cerrado el acuerdo con el FMI iba a haber menos “cepo” para los importadores, Kulfas respondió: “Yo creo que sí, las normas restrictivas fueron muy puntuales y acotadas, no ha faltado nada relevante más allá de situaciones particulares”. Y agregó: “Queremos llevar la absoluta tranquilidad de que estamos en un nivel de importaciones significativo, con rubros de mucho crecimiento.”

En la fundamentación de la medida, el BCRA señaló que “en los últimos meses se observaron incrementos sostenidos de las importaciones de bienes que excediendo las necesidades de las actividades productivas se asoció con un anticipo de compras como parte de un comportamiento especulativo”. Y agregó que la decisión prioriza el uso de las divisas en la economía argentina “en un esquema basado en la maximización de su impacto social y económico y con la meta de la acumulación de reservas internacionales que permitan el fortalecimiento de la política monetaria y cambiaria”. Uno de los puntos centrales acordados con el FMI es mejorar la posición de reservas del Central en USD 5.000 millones en el curso de 2022.

Con los plazos que fija la normativa, la mitad del comercio exterior argentino se queda afuera, advirtió un importador

Entre los importadores, la categoría del BCRA es vista como un eslabón más en la cadena para la aprobación de la SIMI que incluye la Capacidad Económica Financiera (CEF) que evalúa la AFIP y la autorización de la licencia no automática en la secretaría de Comercio, entre otras tramitaciones. Ahora se agrega la categoría del BCRA, a la hora de pagar.

La primera objeción que plantean es que no se va a poder cumplir el plazo de 180 días de la categoría B. “¿Quién va a fabricar un insumo o proveer de una materia prima si el importador no paga un anticipo? Una vez que pagamos el anticipo, hay que contar el plazo de producción, mínimo 30 días, yh el tiempo de tránsito, que puede ser de más de 60 días. Recién ahí se podrá ‘nacionalizar’ la mercadería y empezar a contar los 180 días para pagar”, explicó un importador ante Infobae. “Con esos plazos, la mitad del comercio exterior argentino se queda afuera”, advirtió.

El empresario rechazó además lo que el BCRA calificó como “comportamiento especulativo”, en relación a que los importadores adelantan al máximo la compra de dólares sin tener necesidad de comprar insumos. “Un empresario toma decisiones de negocios en base a un contexto. Si hay una brecha cambiaria del 100%, es lógico que quiera adelantar sus compras porque eso optimiza los costos financieros de su empresa. En términos sencillos: si usted está construyendo los cimientos de una casa, también va a comprar la pintura y la va a guardar hasta el momento de usarla, simplemente porque financieramente es más conveniente”, concluyó el importador.

SEGUIR LEYENDO:

El Gobierno flexibilizó la normativa para operar en el mercado del dólar “contado con liquidación”

Acuerdo con el FMI: cauto optimismo entre los analistas financieros

Bajar la inflación con menor déficit fiscal y que el país vuelva a los mercados: las claves del acuerdo técnico con el FMI

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar