Economía

Temporada de carry trade: 5 tasas de interés en pesos que le ganaron al dólar en el primer trimestre del año

Ahorro chanchito
Con todas las cotizaciones paralelas del dólar en baja, las apuestas en pesos arrancaron bien el año

Mientras la inestabilidad de precios se roba toda la atención, la calma cambiaria que dominó a los tipos de cambio paralelos durante los primeros tres meses del año permitió que hasta los inversores más minoristas que apostaron por activos en pesos gozaran del beneficio del “carry trade” -brecha entre tasa de interés y de devaluación-, ganancias en dólares con instrumentos en pesos.

En el primer trimestre, el dólar oficial avanzó 8,10% en pesos, y fue la cotización que más ganó dado que las paralelas tendieron a retroceder. El dólar libre perdió 3,84%, el dólar MEP 3,91% y el contado con liquidación 4,73%. De todos, el dólar oficial apenas es una referencia porque una estrategia de carry termina con la compra de dólares y en esa cotización está la verdad. El MEP, si se quiere, es entonces la más significativa para un pequejño ahorrista.

Así, en términos de resultados, toda colocación en pesos que rindió más que los números negativos de las cotizaciones paralelas del dólar terminó el trimestre con más capacidad de compra de la divisa que al principio. Ya sea que se haya tratado de una estrategia meditada o simple casualidad, el que apostó a la tasa en pesos puede haber perdido contra la inflación, pero devengó ganancias en dólares.

No fueron estrategias complejas, necesariamente. Incluso los vehículos más minoristas tuvieron buenos resultados en moneda dura en el período. Claro que, con el diario del lunes, no se deja ver el nivel de riesgo que enfrentaron ya que estuvieron lejos de ser apuestas seguras. Para adelante, mientras tanto, los especialistas sostienen que el margen para ganar con estrategias de carry se está agotando.

Plazo fijo. La tasa para colocaciones inferiores a un millón de pesos cambió varias veces en lo que va del año. Producto de subas en los tipos de interés convenidas entre el Banco Central y el staff del Fondo Monetario Internacional. Tres subas de los valores de referencia para acercarla a la inflación resultó en tres ajustes al alza para el piso que deben ofrecer los bancos a los ahorristas minoristas, hasta 43,5% nominal anual, pero empezó el año en el 38,5%. Con lo cual, no todo el tiempo arrojó el mismo rendimiento.

Con todo, quien depositó a plazo fijo el último día hábil del año pasado tenía el 31 de marzo un resultado del 10%, siempre y cuando hubiera hecho tres plazos fijos seguidos renovando cada vez tanto el capital como los intereses. Esto es dos puntos por encima del aumento del dólar oficial y largamente por encima del resultado del MEP (mucho más importante en este caso porque, a diferencia del oficial, el MEP se puede comprar en forma ilimitada).

Los plazos fijos cuya tasa mínima fija el Banco Central no alcanzaron a ganarle a la inflación, pero sí al dólar (Reuters)
Los plazos fijos cuya tasa mínima fija el Banco Central no alcanzaron a ganarle a la inflación, pero sí al dólar (Reuters) (AGUSTIN MARCARIAN/)

Para mayoristas y empresas, mientras tanto, el rendimiento fue algo menor. La tasa Badlar de depósitos de más de $1 millón acumuló un rendimiento del 8,5% en el primer trimestre, ya que no gozan de la misma tasa mínima que impone el Banco Central para los depósitos mayoristas.

Plazo fijo UVA. Ganó aún más frente a las distintas cotizaciones del dólar. En 90 días el plazo mínimo permitido para este tipo de depósito rindió 12%, por encima, incluso, de las colocaciones a tasa fija. Claro que como instrumento de carry trade estas colocaciones dejan mucho que desear. Su larga duración hace imposible salir a tiempo para concretar ganancias en dólares. Pero, al menos durante el primer trimestre del año quien invirtió en depósitos indexados es más rico en dólares hoy que a fines de 2021.

Fondo Común de Inversión “money market”. No ofrece propiamente una tasa fija en pesos, pero es un instrumento para apostar por ellas. Se trata de carteras de manejo de liquidez. En la jerga se los conoce como “T+0″ -porque se suscriben y rescatan al momento-, de money market o su versión castellana de mercado de dinero. Invierten en toda clase de colocaciones a tasa en pesos de corto plazo y tienden a garantizar algún rendimiento a dinero que mantenido en efectivo o en caja de ahorro sufriría sin miramientos el impacto de la inflación.

Los fondos comunes de inversión fueron otra manera de apostar por rendimientos en pesos (Reuters)
Los fondos comunes de inversión fueron otra manera de apostar por rendimientos en pesos (Reuters) (AGUSTIN MARCARIAN/)

Y a la hora de hablar de rendimientos, dado el desempeño del dólar, otra vez la tasa en pesos fue superior. Los retornos son variados, hay decenas de opciones en el mercado, pero los números muestran un acumulado en el primer trimestre del orden del 7,5% en pesos. De nuevo, frente al retroceso del 3,91% del MEP, se trata de otro vehículo de inversión amigable para minoristas que le ganó al dólar en el primer trimestre del año.

Caución bursátil. Es un instrumento más dentro de los de uso más sencillo que terminó el primer trimestre cómodamente con rendimiento por encima del dólar. Se trata, como el fondo común, de un vehículo a corto plazo más apto para apuestas arriesgadas como el carry trade. Los llaman “plazos fijos en la Bolsa”, a la hora de tratar de explicarlos.

En los hechos, sin embargo, es colocar dinero en el mercado para que terceros lo tomen prestado y lo inviertan en el mercado de bonos, acciones u otro activo. Protegido contra impagos con garantías en especies, tienen un grado de respaldo que termina siendo similar al de un depósito. Y su mejor virtud es que se pueden concertar a períodos menores a un mes. La más operada es la caución a 7 días de plazo, un plazo fijo a una semana.

Es colocar dinero en el mercado para que terceros lo tomen prestado y lo inviertan en el mercado de bonos, acciones u otro activo

El rendimiento de la caución a 7 días acumulado en el año -es decir, colocar un capital y renovarlo cada vez junto con los intereses durante todo el primer trimestre- llegó a 8,25%. En el caso de la caución a 30 días, menos líquida, el resultado fue algo mejor: 9,38% en los tres meses.

Bonos en pesos. Quizás algo más lejos del paladar minorista pero en el centro del furor por el crry en el mercado estuvieron estas inversiones.

Martín Guzman y Miguel Pesce
El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, acordaron con el FMI mantener una tasa de interés por encima de la inflación

“Las opciones que mejor rindieron fueron los bonos con tasa variable, especialmente los CER dado el contexto de inflación elevado. Por su parte, el TX24 tuvo el mejor rendimiento con 14,8%, y todos tuvieron un pago de intereses, por lo que fueron de las mejores opciones para resguardar valor en lo que va del año. Por su parte, los bonos sub soberanos en Badlar también obtuvieron buenos rendimientos, destacando el 15,1% del BDC24 emitido por el gobierno de la Ciudad. Estos buenos rendimientos se explicaron en gran parte por el aumento en las tasas de interés del BCRA y las expectativas futuras en base a lo acordado con el FMI. Finalmente, el TO23 de tasa fija también tuvo un buen rendimiento, que sin pagos de interés se situó en 12,4%”, dijo a Infobae Maximiliano Donzelli.

Estrategia riesgosa

El carry trade es una estrategia muy agradable vista en el pasado. Apostar mirando hacia el futuro inmediato, sin embargo, es muy distinto. Por eso, los especialistas advierten que es una inversión de riesgo. Y no hay nada de malo en ello, la inversión de riesgo es buena para aspirar a obtener ganancias importantes. Pero, claro, ello implica la posibilidad de que en lugar de encontrar ganancias un ahorrista termine cosechando pérdidas.

La inversión de riesgo es buena para aspirar a obtener ganancias importantes

“Con el dólar calmo se vuelve atractivo hacer tasa en pesos para después dolarizarse y obtener una muy buena tasa en dólares. Obviamente, como es una muy buena tasa conlleva un nivel de riesgo algo, porque cuando el dólar se dispara no avisa. Es un muy buen negocio, hasta que deja de serlo”, explica Giselle Colasurdo, youtuber financiera.

“Entonces es para un perfil de inversor muy agresivo o para una parte de la cartera de inversiones”, concluyó la especialista.

En cuanto a la continuidad de las condiciones de mercado favorables para hacer carry, mientras tanto, la convicción es que lo mejor ya pasó.

“Lo que más explica al carry es los flujos a la región. Si uno mira al real brasileño, al peso colombiano, al sol peruano, todas las monedas de la región se estuvieron apreciando todo el tiempo. Cotizaciones como el contado con liquidación suele tener una relación muy directa con el real brasileño, así que no es un inaudito que haya ganado el carry en el período”, dijo Tomás Ruiz de Consultatio.

“Ahora, para adelante, con la aceleración de la devaluación es muy difícil ganarle con tasa al dólar oficial. Y en cuanto a los dólares financieros, es posible prever que el flujo de inversiones a la región está cerca de moderarse, ya algo de eso se vio en las últimas semanas, con lo cual la pelea entre las tasas y las distintas cotizaciones del dólar va a estar más ajustada”, agregó.

SEGUIR LEYENDO:

Se disparó la expectativa de inflación: llegará al 5,5% en marzo y a casi 60% en 2022 según los analistas relevados por el Banco Central

Banqueros reclaman una nueva suba de tasas mientras el BCRA acelera la devaluación para acompañar la suba de precios

Falta de café, cacao y otros insumos: el BCRA exigirá que los importadores prueben que no especulan para darles dólares

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar