Sociedad

“Ya sé que me va a matar, es imposible escaparse de él”: la respuesta de una testigo clave en la causa Alvarado

Mariana Ortigala, testigo del juicio provincial y federal contra Esteban Lindor Alvarado, realizó un fuerte descargo tras la nota que realizó el presunto jefe narco en una entrevista brindada a Infobae. Aseveró, entre otras cosas, que no tiene relación con el crimen de Rodrigo Sánchez (mano derecha del supuesto pesado del hampa), se refirió a un famoso allanamiento en la zona de las islas frente a Rosario y afirmó un hecho hasta acá desconocido públicamente: “La Policía le daba las cartas de los buzones de la vida a Esteban”.

Aludida en varios pasajes de la entrevista dada por Alvarado ayer desde el penal federal de Ezeiza, Ortigala contestó punto por punto varias de las declaraciones hechas por el detenido, que está acusado por narcotráfico (Justicia federal) y un homicidio, balaceras, lavado de dinero y asociación ilícita (Justicia provincial).

El descargo completo, punto por punto

“Sobre que nunca le encontraron un fierro, restos de marihuana o cocaína… A ver. Hace 30 años tiene una carrera delictiva. Ya es una profesión. Es lo mínimo que habrá aprendido, a no dejar evidencia. En una audiencia (del juicio) fuimos con mi hermano Rodrigo y pasaron una escucha de Rosa Capuano (ex pareja de Alvarado) en la que agarra un arma que estaba en la casa de Esteban y se la entrega al ‘Muertito’ Fernández. Algún arma había. Yo llegué a ver armas en esa casa cuando tuve relación con Rosa y Esteban.

Cuando Esteban confiesa el tema de los crímenes es aterrador. Reconoce que revolea autos, la cabeza de un perro, una balacera, que esquivó a la AFIP. Lo dice con una naturalidad, como si fuese a contar caramelos en un kiosco.

Cuando habla de la herencia, quiero decir algo. Yo fui amiga de Rosa Capuano. Él tenía familiares directos con campo, pero no eran los padres. Él hizo lavado para el primer millón bajo una figura jurídica de una donación.

Mi hermano Rodrigo jamás fue miembro de la banda de Alvarado. Sí tuvo una relación con Rosa Capuano. Le habrá comprado a Esteban algún chocado, pero no vendió drogas ni armas. No tiene idea de eso. De hecho, en el juicio cuando contó que Alvarado intentó matarlo en la ruta y él le sacó el arma, no sabe disparar.

Mi hermano tomó mates con Vanesa (Barrios, esposa de Ariel Máximo “Guille” Cantero), pero no lo conoce a ‘Guille’. Esteban habla de que Rodrigo tiene una causa en libertad, pero no tiene nada que ver con Leonardo Peiti, Los Monos o la causa del crimen del casino. Él tiene una conversación con Cachete Díaz donde le pregunta por una persona y él responde.

Es brutal cuando Esteban habla del crimen de Rodrigo Sánchez. A Rodrigo en mi vida lo vi. Sí al Muertito Fernández, a Suárez (miembros condenados por asociación ilícita de Alvarado). Lejísimos está mi relación con ese crimen y con ninguno. Él en el juicio, por lo que conozco, va a salir a decir que Carlos Argüelles estuvo en una clínica psiquiátrica, que nosotros somos de Los Monos y unos asesinos.

Sobre el cargamento de marihuana que partió desde la casa que le usurpó a mi hermano, su propio abogado Claudio Tavella me dijo en un juzgado federal que el cargamento de 500 kilos era de Esteban. Por eso nosotros lo declaramos (esa causa es por la que Alvarado está acusado por narcotráfico).

Si no tuvo antes causas en el federal es porque recién ahora se destapa toda la corrupción que había. Un día fuimos a declarar con Argüelles al federal, fue antes de que me balearan (hecho ocurrido en marzo de 2020 en Roldán). Carlos fue con un cuaderno a declarar. Fue en enero, durante la feria. Nos echaron y no nos dejaron declarar. Nos derivaron a una oficina donde nos atendió un abogado que representó a Alvarado.

Hace unos 20 días me citaron a mí y a mi hermano la Policía de Seguridad Aeroportuaria a declarar por la causa federal de Alvarado. Fue un revuelo, por la custodia. Al momento de declarar, ni el tribunal ni la defensa de Alvarado quisieron mi testimonio. Declaró solo mi hermano. A mí me sacaron. El cuaderno donde estaba la ex jueza Cosidoy, Franganillo… Las cartas de los buzones de la vida la Policía se las daba a Esteban.

Doce años después sale todo a la luz por los fiscales provinciales. Hasta una persona de 70 años sabe de las avionetas de Esteban, que es mayorista de la droga.

El juez Marcelo Bailaque nunca lo quiso investigar. Yo si quiero vender una bolsita la semana que viene me meten presa. La gente de investigaciones federales no podía no saberlo, no abrir una sola investigación.

Ahora, sobre lo que declara sobre los 40 homicidios… No hay que ser Messi. Es inteligente. Es un rey. Tiene contactos, plata y cerebro. Yo esto ya lo declaré. Una vez volvíamos con él y Rosa de Buenos Aires y su sicario el Oreja mató a Elías Bravo. Esteban le gritaba al jefe de la Policía porque tenía que poner más de los 50 mil pesos acordados porque el Oreja le había dado siete tiros en lugar de los tres previstos y se había armado revuelo. Ese jefe si mal no recuerdo fue Néstor “Chucho” Arismendi.

allanamientos en el penal de ezeiza - 10-6
El penal de Ezeiza, donde se encuentra condenado Alvarado. (Maximiliano Luna)

Esteban tuvo una impunidad terrible. Nadie lo iba a investigar. Tenía policías que le sacaban armas, otros que se las plantaban a otros. Es más, el complejo de Embalse Río Tercero donde lo detuvieron es del padre de Martín y Marcelo Rey (ex policías, condenados en la asociación ilícita de Alvarado).

Lo que dice sobre Argüelles es de cínico. Dijo que ‘lamentablemente falleció'. Hacía dos meses que le había dicho que lo iba a matar. Le mandaba gente al taller. De ninguna manera puede decir que lamentablemente falleció. Imaginate cómo vive su familia, que de paso lo digo, vive de vender pan y ropa usada porque no tiene sustento económico.

Después, cuando habla de ‘Guille’ Cantero y dice que no tiene por qué chocar con él. Es una mentira. ‘Guille’ ni lo registra a Esteban. Si le quiere hacer algo a Esteban no queda ni la cárcel. En las audiencias quedó en claro cómo Esteban mandaba a cerrar búnkeres. Él es el único contrincante. Los demás son todos unos tilingos.

Yo y mi hermano no trabajamos para la Fiscalía. Somos testigos de todo. De los cuatros testigos que declaramos contra él, Carlitos está muerto, el Fino Ocampo está muerto, mi hermano y yo con custodia.

Dice Esteban que tiene requisa día por medio, pero ‘Guille’ tiene tres al día y está solo, mientras Esteban está en un pabellón común con Macaco Muñoz, René Ungaro, Los Funes y toda esa lacra, con un teléfono las 24 horas.

Alvarado le ofreció dos millones de pesos a Matías Herrera para matarme. Está de fiesta en el pabellón. Él tendría que estar con un régimen como ‘Guille’. Imaginate que con el teléfono que hizo la nota puede mandar a matar gente.

Si ahora lo condenan no va a servir de nada, porque cuanto más años le dan más malo se va a poner.

Yo ya sé que me va a matar. Es imposible escaparse de Esteban. Yo voy a hacer un número más. Lo mismo le va a tocar a Matías (Edery, fiscal), Luis (Schiappa Pietra, fiscal) y los jueces.

Agrego algo que ya dije en el juicio. En el tribunal está la jueza Patricia Bilotta, que fue amante de Tavella (condenado por la asociación ilícita). En el sistema viejo le armó una causa a mi hermano y nunca nos dejó ni peritar el boleto. No nos dejó entrar a un perito. Y las causas que tuvo sobre Esteban, Alvarado estaba en libertad. Sería bruto de su parte que no lo condene ahora. Ella tendría que haberse excusado.

SEGUIR LEYENDO

Lindor Alvarado, uno de los capos más temidos de Rosario, reveló detalles de la interna con Los Monos y de quién lo delató

Salvaje ataque al dueño de un supermercado chino en Villa Urquiza: lo balearon a quemarropa en una pierna

¿Qué veneno usó Yiya Murano?: las búsquedas en Google de la acusada por el sangriento crimen de una abogada pionera del matrimonio igualitario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar