Economía

La pulseada del mercado se redujo a dos activos: el dólar y los bonos que ajustan por la inflación

Vista de billetes de dólares, en una fotografía de archivo. EFE/MARCELO SAYÃO
Vista de billetes de dólares, en una fotografía de archivo. EFE/MARCELO SAYÃO (MARCELO SAYÃO MARCELO SAYÃO/)

La estabilidad cambiaria en un país con inflación es igual que un ave asustadiza; hay que hacer movimientos suaves para que no vuele. La calma se interrumpió el día que el Gobierno anunció subsidios por una suma aproximada a los $240.000 millones y la creación de un impuesto sobre las ganancias inesperadas. La ley sobre este impuesto, además de espantar a los empresarios porque no solo afecta al agro, sino a las empresas petroleras y de aluminio cuyas materias primas sufrieron alzas importantes, corre el riesgo de ser declarada inconstitucional o por lo menos hacer trabajar a destajo a la justicia por la cantidad de amparos que se van a presentar.

Pero el daño no termina allí. Se descree que esos subsidios provengan de dinero ya emitido. En otras palabras, preanuncian más emisión. Los afiches en la vía pública de movimientos piqueteros agradeciendo los subsidios pusieron más sensible a la plaza porque ven el lado político de las medidas que van en detrimento de los ajustes que debe hacer la economía para bajar la inflación.

“Plancharon al dólar, pusieron precios máximos, precios cuidados, precios sugeridos y no tuvieron resultados. La inflación siguió subiendo. Por eso inquietan los subsidios porque es una señal de que se olvidaron de la guerra contra la inflación y están despertando al dólar, señaló un operador.

En donde se operó en alza y hubo algo más de movimiento que otros días fue en el “blue”. El dólar libre subió a $199,50 pero en el post cierre bajó a $199. De todas maneras, es un aumento de $1,50. En dos días avanzó $4,50 y para hoy quedó tranquilo.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

El movimiento alcista se intuyó el lunes porque, si bien había vendedores de dólares, no faltó demanda. Algunos pensaron que por debajo de $190 las mesas compraban por especulación, pero atrás había una demanda genuina.

La resurrección de los dólares financieros de ayer comenzó tímidamente, había baja en algunos dólares, pero después del mediodía se fue afirmando, la suba se generalizó e hizo levantar la guardia a los que están haciendo “carry trade”, apostando a ganar más en pesos que lo que suba el dólar.

El salto fue con un buen volumen de negocios de USD 67,5 millones en el contado con liquidación, que aumentó $3,55 (+1,9%) a $194,66. El MEP lo corroboró con un volumen de USD 52,3 millones un avance de $3,55 a $194,94.

“Cuando el contado con liquidación supere al dólar MEP, como lo indica la lógica, podremos hablar de una tendencia firme de suba del dólar. Por ahora son escarceos, pero vemos que nadie vende cuando baja de $190″, señaló un operador.

En la plaza mayorista, el dólar subió 18 centavos a $113,97. El ritmo de devaluación se mantiene, pero en esta oportunidad ante a falta de oferta de los exportadores y la mayor demanda de importadores, el Banco Central tuvo que vender USD 35 millones y las reservas cayeron 88 millones a USD 43.135 millones.

Los bonos de la deuda externa se mantuvieron sin cambios. El riesgo país bajó 15 unidades (-0,9%) a 1.672 puntos básicos.

La Bolsa también padeció la suba del dólar. Hubo menos jugadores de lo habitual y el monto de negocios fue de $893 millones. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes tuvo dos caras. En pesos aumentó 0,56% y en dólares bajó 1,3 por ciento.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

Entre los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- predominaron las bajas. Mercado Libre perdió 4,4% y Central Puerto y Transportadora Gas del Sur, 4,2 por ciento.

Hoy será otro día donde habrá expectativa por el dólar. Sin embargo, como abril será otro mes de alta inflación -ya hay consultoras que lo estiman en 6%- continúa la demanda de Boncer. El que vence en setiembre subió 0,62%. También se incrementó la compra de títulos dollar linked que ajustan por el dólar oficial, para cubrirse de la devaluación. El que vence en 2022 subió 0,20% pero el TV23 avanzó 0,54 por ciento.

SEGUIR LEYENDO:

Cuánto cuesta alquilar un departamento en CABA: los aumentos en abril y en el último año

Martín Guzmán defendió en el G20 el cuestionado impuesto a la “renta inesperada”: “Hay sectores que se benefician con ganancias extraordinarias”

Los anuncios de Martín Guzmán alejan la meta de déficit pactada con el FMI y presionan sobre los títulos de la deuda

Anses: quiénes deberán inscribirse para cobrar el bono de $18.000 en mayo y junio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar