Deportes

Solana Sierra perdió en la final junior de Roland Garros ante la checa Havlickova: la emoción de la tenista argentina

La emoción de Solana Sierra después de perder la final en Roland Garros

La tenista argentina Solana Sierra quedó a un paso de hacer historia en el torneo junior de Roland Garros. Es que después de acceder a la final, no pudo con Lucie Havlickova, de la República Checa, y perdió por 6-3 y 6-3 para coronarse subcampeona de la categoría en la rama femenina. A pesar de la derrota, la joven que está próxima a cumplir 18 años completó un gran certamen en el polvo de ladrillo de París.

Luego de vencer a la también checa Nikola Bartunkova por 7-5 y 6-0 en semifinales, Sierra le tocó enfrentarse con la preclasificada número 9 para el segundo Grand Slam del año. En el primer set, y luego de un comienzo parejo, la clave estuvo en el cuarto game: la raqueta europea logró quebrar el servicio de la argentina para ponerse en ventaja 3-1 luego de un error no forzado de Solana y mantuvo su saque para quedarse con la primera manga por 6-3.

Ya en el segundo set, el inicio no pudo ser peor para Sierra, ya que Havlickova volvió a quebrar en el game inicial y luego se mantuvo hasta que en el noveno game, con el duelo 5-3 a favor, volvió a generar un break point para llevarse el partido y ser la ganadora del trofeo junior entre las mujeres.

En el resumen estadístico, la checa tuvo menos tiros ganadores que la argentina (17 contra 10), pero cometió menos errores no forzados: fueron 21 contra los 35 de Sierra. Además, la representante europea aprovechó tres de sus siete opciones de quiebre, mientras que la tenista sudamericana no tuvo oportunidades en dicha categoría.

Una vez que terminó el encuentro, la argentina no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas mientras las cámaras de la transmisión oficial la enfocaban. Lo mismo ocurrió cuando se acercó a una de los costados de la cancha Simone Mathieu para saludarse con su equipo de trabajo. En ese momento, se estrechó en un abrazo con su entrenador Carlos Rampello y su manager Enric Molina, que la contuvieron tras la derrota en París.

Más allá de no poder consagrarse campeona, hito que hubiera significado el primer título en la categoría femenina para el tenis argentino en 36 años, tras la última victoria que logró la historia Patricia Tarabini en 1986 -Sabatini lo ganó en el 84-, la actuación de Sierra es para destacar y pensar en un gran futuro para la nacida en Mar del Plata.

Solana es una de las grandes exponentes de la nueva camada del tenis argentino que desde hace tiempo viene mostrando sus credenciales a nivel juvenil. Para acceder al último partido debió vencer en primera ronda a la checa Brenda Fruhvirtová (5-7, 6-3 y 6-4) y luego llegó el turno de imponerse sobre la belga Hanne Vandewinkel (6-4 y 6-0). El boleto a los cuartos de final lo sacó con un triunfo ante la local Yaroslava Bartashevich (6-2 y 7-5). En los cuartos de final se encontró con la norteamericana Liv Hovde, a quien también eliminó en dos sets con un 6-3 y 7-5 para poder sacar el pase a semifinales.

A pesar de no lograr el título en el polvo de ladrillo de París, Sierra (actualmente ubicada en el puesto 575 de la WTA, pero subirá tras llegar a la final) ya había sido noticia tiempo atrás cuando fue citada para integrar el equipo argentino en la Billie Jean King Cup y aportó victorias ante Colombia (vs. Yuliana Lizarazo), Brasil (vs. Laura Pigossi), Guatemala (vs. Melissa Morales) y México (vs. Marcela Zacarias).

SEGUIR LEYENDO:

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar