Sociedad

La caída de “Emi Trix”, el súper dealer de pastillas de Rosario que usaba a policías como vendedores y custodios

Policía detenido en Rosario por venta de drogas
Balzi tras su detención a cargo de la División Antidrogas Rosario de la PFA.

A simple vista, Nicolás Gabriel Balzi ciertamente la vivía, lo que se dice un policía con onda. De 25 años, suboficial de la seccional 2° de Cañada de Gómez de la fuerza provincial de Santa Fe, ubicado a 70 kilómetros de Rosario, se mostraba en Instagram en torneos de fisicoculturismo en plena flexión de bíceps, en fiestas electrónicas junto a un séquito de chicas, tal vez alguna foto de uniforme. Nada raro hasta aquí. Semanas atrás, un informante lo delató. Así, el fiscal federal Javier Arzubi Calvo, recientemente designado a la Fiscalía Federal N°1 de Rosario, lo investigó e intervino su teléfono.

Un alto detective vinculado al caso asegura: “El zarpado vendía de uniforme”.

Así, lo arrestaron en febrero de este año.

La División Antidrogas Rosario de la Policía Federal lo allanó en un domicilio de la calle Congreso en Rosario. Le encontraron su pistola Bersa reglamentaria, su juego de esposas, su credencial de la fuerza y 32 mil pesos, además de treinta pastillas de éxtasis, cuarenta gramos de cogollos de porro, 18 gramos de cristal de MDMA, dos plantas de marihuana y dos planchas de 25 troqueles cada una de LSD. Tenía sobres con los que diferenciaba sus pastillas, con formas del logo de una popular marca de chombas o la cara de Homero Simpson. Podía vender, según la acusación en su contra, un gramo de cristal de MDMA a 20 mil pesos, ciertamente caro, o pastillas a dos mil.

Lo que le incautaron se condecía con la denuncia del buchón que lo entregó a la Federal, según confirmaron fuentes del caso a Infobae: de acuerdo al delator, Balzi era un dealer de pastillas en fiestas electrónicas, también operaba como delivery. Su novia fue allanada y aprehendida en la calle Güemes: le encontraron dos mil dólares, cinco celulares, otra plancha de LSD y una pastilla con el logo de Coca Cola, de alto poder, capaz de contener más de 200 miligramos de MDMA.

Balzi sigue preso hasta hoy. Ahora, Arzubi Calvo y la Federal fueron por los acusados de proveerlo.

PROVEEDOR DEALER POLICIA ROSARIO
El stock encontrado a Tisera.

Tras los allanamientos iniciales, una nueva pista delatora que llegó en marzo llevó dos nombres a la Justicia: Leandro Walter Miranda, efectivo de la PDI de Santa Fe, empleado del Ministerio de Seguridad provincial desde 2012 y Emilio Martín Tisera, alias “Emi Trix”, que vivía en los condominios de la zona del Alto, que manejaba un BMW blanco y lo mostraba en redes sociales. El delator fue sumamente específico para incendiar a Tisera. Dijo que el hombre de 33 años, ex empleado de una droguería, viajaría a CABA cada 15 o 20 días para traer “pastillas de éxtasis y otras drogas o el polvo, ya que tendría una máquina para la fabricación de comprimidos a la que cambia de lugar cada tanto en departamentos que alquila en Funes o Roldan”.

A su vez, otros dos revendedores reportaban a Tisera.

El informante incluso aportó la patente del BMW y fue más lejos todavía: dijo que Miranda era, directamente, el custodio de Tisera. No solo eso: Miranda, que tenía vínculos directos con Balzi, se encargaría de los repartos narco y de hasta apretar a quienes le debían dinero al hombre del BMW. Se investigaron los movimientos de Tisera, con un viaje a Brasil vía Paso de los Libres con uno de los acusados de ser un revendedor de su banda. Lo siguieron también: llegaron a verlo en sus movimientos de venta acompañado de una joven, a la que cotejaron vía redes sociales. Era su novia, Julieta Valenzuela, dedicada a la manicuría, según ella misma.

PROVEEDOR DEALER POLICIA ROSARIO

Esta mañana, Miranda, Tisera, Valenzuela y un presunto revendedor fueron detenidos por la Federal. A Tisera le encontraron pastillas de éxtasis, cristal de MDMA y ketamina: los allanamientos seguían en proceso al cierre de esta nota.

Entre todo lo hallado, algo llama particularmente la atención, una novedad para el mercado dealer: las pastillas Instagram rojas, definidas por usuarios en foros como Argenpills -una comunidad dedicada al testeo y reseña de nuevas drogas en el mercado, orientada a la reducción de daños y las alertas entre consumidores- como de alto poder, con una cobertura laqueada que denota su calidad en manufactura.

SEGUIR LEYENDO:

Imputaron a un reconocido empresario por inventar un robo para echar a un empleado enfermo de cáncer

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar