Deportes

Los recuerdos del árbitro que pitó el último gol de Maradona en un Mundial: el consejo que le dio a Diego en pleno partido

Diego Maradona disputó su último Mundial en 1994, certamen para el cual se preparó de manera especial y por el cual se unió a Newell’s Old Boys. Aquel torneo del astro argentino quedó marcado por su final, al haber dado positivo en el control antidopaje realizado luego del triunfo ante Nigeria en la segunda fecha de la fase de grupos. Pero, antes de que le cortaran las piernas, como él mismo explicó, el Diez había tenido dos actuaciones sensacionales, frente al seleccionado africano y contra Grecia, en el debut. Aquel encuentro ante los europeos fue arbitrado por el mexicano Arturo Ángeles, quien en diálogo con Infobae recordó ese partido.

Con una vasta experiencia en torneos internacionales, como los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, la Copa América 1993 y el Mundial Juvenil 1989, el juez fue seleccionado para ser parte de la nómina de referees que impartirían justicia en el torneo que se disputaría en Norteamérica. Allí fue designado para el duelo entre la selección argentina conducida por Alfio Coco Basile y el combinado griego.

Fanático del fútbol, Ángeles recordó la ansiedad que sentía antes de salir al Foxboro Stadium de Massachusetts, en donde más de 50 mil personas esperaban ver a Maradona, quien se encontraba en el ocaso de su carrera pero despertaba la ilusión del público albiceleste de coronarse nuevamente como campeón del mundo como había ocurrido en México 86. “La emoción va por dentro, porque a uno le gusta el fútbol y como ser humano al final de cuentas le da gusto lo que sucede porque quieres que el deporte que más te gusta triunfe”, explicó.

El mexicano se encontraba ante una prueba crucial en su carrera y apostó por aplicar el mismo método de arbitraje que lo había llevado hasta allí: “Es importante tener un buen diálogo con el jugador y se debe entender que los jugadores tienen emociones y diferentes carácteres. Siempre respetando a todos para que ellos te respeten. No digo de hacerse amigo del jugador, pero sí crear un buen ambiente, ese es el labor del árbitro para que los jugadores lo respeten y haya una buena relación”.

árbitro Arturo Ángeles - Argentina y Grecia del Mundial de Estados Unidos 1994
La Argentina debutó con un 4-0 ante Grecia en el Mundial de 1994 (Action Images) (Action Images/)

Para ese compromiso debía pararse ante estrellas como Maradona, Claudio Paul Caniggia, Oscar Ruggeri, Fernando Redondo y Gabriel Batistuta, entre otras figuras de la selección argentina: “Uno estudia a los jugadores en su manera de jugar, leer todo lo que se dice, porque se debe tener cultura de fútbol. No puedes llegar ahí sin saber. Se debe entender al jugador”.

“Maradona venía de varias circunstancias difíciles y regresaba a un escenario mundial y yo sabía que (los jugadores griegos) iban a tratar de detenerlo por su calidad, su carisma, liderazgo y todo, entonces era un jugador al que había que cuidar. Digan lo que digan hay jugadores que se deben cuidar porque son los que generan las jugadas como magia, son jugadores que hacen cosas que dices ‘¡uou!’, porque esa magia no la tiene cualquiera. La magia que tenía Maradona no la tiene cualquiera”.

En aquel partido, el combinado de Basile brilló en la cancha y se impuso por 4 a 0 con tres tantos de Batistuta y otro de Maradona, luego de una gran acción colectiva que involucró a Bati y a Redondo. En ese momento nadie se imaginaba que ése sería el último gol que marcaría con la celeste y blanca.

Durante los 90 minutos, el árbitro tuvo la oportunidad de cruzar algunas palabras con el astro, quien parecía molesto por recibir demasiadas infracciones: “De repente Diego se me caía y le dije: ‘Diego, esta gente que está aquí es el mundo que tiene hambre de verte como estuviste en México’. Eso era cierto, porque la gente se acordaba del Maradona de 1986 y por las circunstancias que ya sabemos todos venía con molestias físicas, pero jugó lo mejor que pudo”. Con respecto a ese breve diálogo, agregó: “Con Diego se prestó el momento, yo quería motivarlo para que demostrara su magia. Ésa era mi idea, que él pudiese jugar lo mejor que pudiera y yo lo iba a proteger”.

Con la cinta de capitán y la 10 en la espalda, Maradona brilló en ese duelo y Ángeles lo recuerda con orgullo: “Me tocó arbitrarlo cuando estaba en la selección de menores de 20, durante una gira de la Argentina. Lo vi en plenitud y en su último partido como lo que era”.

árbitro Arturo Ángeles - Argentina y Grecia del Mundial de Estados Unidos 1994
Maradona junto a Diego Simeone y Fernando Redond enel partido ante Grecia (Getty Images) (Getty Images/)

Tras el triunfo 2-1 ante Nigeria en la segunda fecha, el ex futbolista que murió en noviembre de 2020 fue llevado a la sala de control de dopaje y un positivo en pseudoefedrina lo marginó del resto del certamen. “Me enteré más rápido que la gente porque desde antes de que empezara el partido ya sabíamos que Maradona había salido sorteado. Uno por los círculos allí dentro ya se entera lo que sucede. Antes de que se enterara la prensa, en Dallas (donde concentraban los árbitros) ya sabíamos que Diego había dado positivo”.

El mexicano de 68 años que actualmente reside en Los Ángeles se lamenta al hablar sobre aquel episodio que manchó la carrera de Maradona: “Fue triste porque a final de cuentas el fútbol necesita jugadores como él. El fútbol necesita de jugadores como Messi, Pelé, Maradona, Ronaldo… Porque como aficionados nos gusta ver el tipo de jugadas que solo ellos crean. Cada equipo, cada país necesita un ídolo futbolístico y ese ídolo debe mostrarse bien porque es un ejemplo”.

El sueño de la Argentina de Basile se truncó en octavos de final de aquel certamen. Ya sin Maradona y golpeada anímicamente, la Albiceleste cerró su participación en su zona con una caída 2-0 con Bulgaria por los goles de Hristo Stoichkov y Nasko Sirakov. En la siguiente instancia, sucumbió 3-2 frente a Rumania: Batistuta, de penal, y Abel Balbo gritaron para la Argentina, mientras que para los eurpeos convirtieron Ilie Dumitrescu, por duplicado, y Gheorghe Hagi.

En su carrera, el ex juez internacional tuvo la oportunidad de toparse en la cancha con grandes figuras: “Tuve la posibilidad de ver a Pelé, él fue uno de los que más me deslumbró. Pero también Maradona, Batistuta, Caniggia, Roberto Carlos, Cuauhtémoc Blanco, jugadores de mucha viveza. Mundialmente, sin dudas Maradona y Pelé. Messi también, pero no me tocó arbitrarlo”.

Aunque también guarda en su memoria un espacio para un zaguero argentino: “Oscar Ruggeri era un jugador que siempre era fuerte, era un verdadero líder en el terreno. Hablaba en el sentido de liderazgo, de dar ánimos a sus compañeros, una garantía como jugador y un verdadero líder. Era muy vivo para jugar, tenías que entenderlo para darle la libertad para que se expresara futbolísticamente, pero que no se extralimitara con las reglas. Eso es lo que uno trataba”.

SEGUIR LEYENDO:

La droga que Maradona tomó en el Mundial de Estados Unidos hace 25 años hoy no sería doping

Los detalles desconocidos de la vuelta de Diego Armando Maradona al fútbol argentino en el 93

Una noche en vela, llanto y la lupa sobre Havelange: el crudo relato de Basile sobre el día del dóping de Maradona en el Mundial 94

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar