Sociedad

Manejaba con más del triple de alcohol en sangre y chocó con muros de hormigón de una obra en Belgrano

Un conductor que manejaba con más del triple de alcohol en sangre de que está permitido en la Ciudad de Buenos Aires chocó hoy por la madrugada en el barrio porteño de Belgrano, al embestir con su vehículo unos muretes de hormigón que delimitaban una zona de obra en construcción. El hombre, de 37 años, no sufrió heridas de gravedad y pudo retirarse del lugar por sus propios medios, en tanto que autoridades policiales procedieron al secuestro de la licencia de conducir y el automóvil porque el alcohotest arrojó 1,64 gramos por litro de alcohol en sangre.

Fuentes de Policía de la Ciudad le precisaron a Infobae que personal de la Comisaría Vecinal 13 A fue alertado por un accidente vial y se acercó hasta la avenida Figueroa Alcorta y Echeverría. Una vez en el lugar, se constató que un auto Honda Fit color rojo había impactado contra bloques de contención que servían como perímetro de una edificación.

Conductor alcoholizado chocó en Belgrano
Así quedó el frente del Honda Fit rojo que chocó contra muros de contención en avenida Figueroa Alcorta y Echeverría.

Tras identificar al conductor en cuestión, los oficiales solicitaron a agentes de Tránsito para realizar el test de alcoholemia correspondiente, el cual dio un resultado de 1,64 gramos por litro de alcohol en sangre, más del triple de lo permitido para un conductor particular en CABA: el tope es 0.,50 gr/l.

A modo preventivo, personal policial solicitó la presencia de una ambulancia del SAME, cuyo médico realizó un control clínico en el lugar y verificó que el hombre no necesitaba ser derivado a un centro de salud cercano.

La Fiscalía Contravencional 4, a cargo del Dr. Martín Yadarola, dispuso labrar el acta contravencional de rigor, además del secuestro de la licencia de conducir y del vehículo.

Conductor alcoholizado chocó en Belgrano
Un nuevo accidente vial protagonizado por un conductor alcoholizado se registro esta madrugada en el barrio porteño de Belgrano.

Cabe destacar que desde febrero de este año, cuando comenzó a regir la nueva normativa para las personas que den positivo en un control de alcoholemia en territorio porteño, un conductor que arroje más de 1 gr/l de alcohol en sangre queda expuesto a la inhabilitación de la licencia de 4 meses a 2 años y a una infracción de 300 ($15.900) a 2.000 Unidades Fijas -UF- ($106.000), o 1 a 10 días de arresto.

Los casos de positivo de alcoholemia se reiteran a menudo en la Ciudad de Buenos Aires. Sin ir más lejos, ayer por la madrugada un Renault Megane azul se desplazaba a baja velocidad sobre la avenida San Martín, en el barrio porteño de Agronomía, y chocó contra un poste de la vereda.

Si bien el accidente no involucró a otros vehículos, podría haber desencadenado una desgracia: el conductor manejaba con casi el doble de alcohol en sangre de lo permitido. Así lo reveló un test de alcoholemia en cuestión, el cual arrojó que el hombre manejaba con 0.93 de alcohol por litro de sangre.

El hombre -identificado como Cristian Ezequiel Becker, porteño, de 33 años, con domicilio en Villa Soldati- no quiso presentar los papeles. En ese momento, los agentes le pidieron que se bajara del auto. Él se resistió y empezó a forcejear con ellos. En las imágenes compartidas por los noticieros que cubrían el accidente se pudo observar cómo dos policías intentaban sacar al conductor del automóvil mientras se resistía con toda su fuerza para quedarse adentro. Luego, en un acto de furia, rompió los vidrios de un patrullero a patadas.

“Nosotros veníamos de un boliche. Y sí, habíamos tomado. Habíamos ido a un boliche a pasarla bien y a divertirnos. Después, mi pareja hizo una mala maniobra y chocamos contra un poste”, comentó Sol, la novia del joven, en declaraciones a C5N.

De acuerdo a la joven, su pareja se resistió a abandonar el auto debido al maltrato verbal recibido por los policías. “Le decían muchas cosas: para empezar lo trataron de ‘gil’ por haber chocado contra un poste de luz. También nos trataron de ‘negros’ por ser de Villa Soldati. Después lo agarraron, le quisieron pegar, yo tuve que gritar y pedirles que no hagan nada. Yo veía que un policía le ponía la pierna en el pecho y decía que no le hicieran nada porque él es asmático. Y viendo lo que pasó en Estados Unidos, me asusté”, afirmó Sol.

El último sábado, otro episodio similar sucedió en el cruce de las avenidas Córdoba y Scalabrini Ortiz, en el barrio de Palermo, donde una conductora manejaba con más del doble de alcohol en sangre de lo permitido y terminó incrustada en una perfumería. Según muestran las imágenes captadas por una cámara de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, el auto conducido por una mujer de 42 años impactó a un Chevrolet Aveo, en el que viajaban un hombre y dos mujeres y que tenía encendida la luz de giro para doblar hacia la derecha. Esa colisión antecedió a un despiste, que culminó con el auto volcado e incrustado en la vidriera de un local de la cadena de tiendas de belleza y salud “Las Margaritas”.

Producto de la colisión, la conductora sufrió politraumatismos y fue derivada por personal del SAME al Hospital Durand, en tanto que el resto de los involucrados fueron asistidos en el lugar sin complicaciones.

SEGUIR LEYENDO:

Misiones: manejaba borracho un coche fúnebre, cayó al arroyo y sus dos acompañantes murieron

Conducía el auto de su padre y embistió a una familia en Laferrere: dos de las víctimas están muy graves

Madrugada de furia: chocó, se resistió a ser detenido y rompió un patrullero a patadas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar