Sociedad

Un hombre se desvaneció cuando manejaba rumbo a la guardia, chocó y murió

Un hombre se desvaneció, chocó y murió esta mañana cuando conducía una camioneta Renault Kangoo Express por el centro porteño en el barrio de San Nicolás.

El trágico suceso se produjo hoy a la altura de avenida Callao y Viamonte, y por fortuna no generó daños a terceros. Durante la maniobra, el vehículo se subió a la vereda y quedó detenido frente a una sucursal bancaria.

El hombre que falleció, quién tenía 52 años, en los momentos previos al incidente se dirigía hacia una clínica a raíz del malestar, acompañado de su pareja. Según pudo saber Infobae desde fuentes del gobierno porteño, el conductor tenía antecedentes de cardiopatías y contaba con tres stents, la intervención clínica que permite abrir arterias, venas y otros conductos tapados u obstruidos.

Personal de la Comisaría Vecinal 1 B de la Policía de la Ciudad se encontró con el hombre desvanecido e intentó reanimarlo con maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) mientras se solicitaba la presencia del SAME.

Sin embargo, las maniobras de reanimación no lograron su efecto y falleció. Tampoco lograron retirarlo del automotor hasta avanzadas horas de la mañana.

El vehículo chocó sobre la vereda y terminó estacionado ante una filial del Banco Santander. El operativo policial se extendía hasta las 10 de la mañana.

Poca rehabilitación en pacientes cardíacos

El Hospital de Clínicas difundió en mayo pasado que apenas dos de cada diez pacientes cardíacos participan de programas de rehabilitación.

En Argentina, hay 40 mil paros cardíacos y 30 mil muertes súbitas por año. Las enfermedades cardiovasculares representan “la primera causa de muerte en el mundo”, consideró Ignacio Dávolos, jefe de Rehabilitación Cardiovascular del Hospital de Clínicas, y agregó que la combinación de “factores de comportamiento sociales, medioambientales y biológicos contribuyen a su desarrollo”.

Este tipo de enfermedades afectan al corazón y a todas las arterias del organismo, y cuya principal causa es la arterioesclerosis, que es el depósito de placas de colesterol en el interior de las paredes de las arterias.

Dávolos aseguró a la agencia Télam que el tratamiento de estas afecciones “requiere de una estrategia multidisciplinaria que promueva estilos de vida saludables para reducir los factores de riesgo cardiovascular, mejorar la calidad de vida, disminuir las internaciones, los eventos cardiovasculares y la mortalidad de los pacientes”.

Muerte súbita
(Shutterstock)

Los individuos que padezcan estas enfermedades cuentan con rehabilitación cardiovascular, un conjunto de actividades que apuntan a mejorar la condición física, mental y social para controlar los factores de riesgo cardiovascular a través de la actividad física, el control médico y los cambios en el estilo de vida.

“Múltiples estudios han demostrado que los programas de RCV (rehabilitación cardiovascular) son seguros y eficaces para mejorar la capacidad funcional y la calidad de vida. Es el primer paso de la prevención secundaria”, resaltó Dávolos.

A pesar de esta alternativa, el médico advirtió que estos programas están “considerablemente infrautilizados”, ya que a nivel mundial “entre un 20 y 30% de los pacientes elegibles participan en ellos, siendo aún menor en mujeres, adultos mayores e individuos de poblaciones desatendidas”, concluyó.

Según indicó el doctor Alberto Cormillot en una columna en Infobae, lo primero que se debe ante la presunción de un ataque cardíaco es llamar al 911 o al 107, dependiendo en qué provincia se encuentre. Luego, se le hace un masaje cardíaco o RCP, que consiste en una maniobra de emergencia para aplicar presión rítmica sobre el pecho de una persona que haya sufrido un paro cardiorrespiratorio para que el oxígeno pueda seguir llegando a sus órganos vitales.

SEGUIR LEYENDO:

Juicio al viudo de Nora Dalmasso: el deseo de los Macarrón a horas de que se conozca el veredicto

Las condenas que recibirán los jóvenes que golpearon a Tiziano Gravier: también deberán hacer un curso en el INADI por decirle “tincho”

Contaminación, exclusión y daños a la salud: los efectos nocivos de los 5.000 basurales a cielo abierto que hay en Argentina

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar