Sociedad

El video del momento previo al salvaje crimen en la estación de servicio de José C. Paz: todavía no hay detenidos

En las últimas horas se dio a conocer un nuevo video del salvaje crimen de Adrián Ramón Bustamante, el hombre de 48 años que fue asesinado a golpes por una patota tras una discusión en el playón de una estación de servicio del partido bonaerense de José C. Paz. Se trata de los momentos previos a la secuencia en la que la víctima fue violentamente golpeada en la cabeza a manos de varios jóvenes. Por el ataque todavía no hay detenidos, confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

Las imágenes que trascendieron se dividen en tres momentos. El primero corresponde a una de las cámaras de seguridad de la estación de servicio en la que se observa cómo dos personas a bordo de una moto se acercaron a la víctima y sus tres amigos, quienes estaban en una pizzería situada a metros del lugar, e intercambiaron unas palabras. De acuerdo con testigos, al parecer Adrián y su grupo le hicieron un comentario en tono de chiste que no le cayó bien a la pareja de motociclistas. Lo que nunca imaginaron es que minutos después todo se saldría de control.

La segunda parte de la nueva secuencia fue registrada por una cámara de seguridad del Municipio. Es el instante en que una patota de al menos nueve personas cruzó la Ruta 197 desde un kiosco hasta el playón de la estación de servicio. Lo que se cree por el momento es son los amigos de los individuos de la moto, quienes atravesaron la ruta para cobrarse venganza por el breve altercado verbal con el grupo de Bustamante que había ocurrido poco tiempo antes.

El tercer momento que se divulgó es la pelea previa al ataque mortal. Se trata de un enfrentamiento mano a mano de uno de los integrantes de la patota contra un amigo de Adrián. La breve secuencia muestra cómo un joven de pantalón claro tomó una piedra y comenzó a amenazar al compañero de Bustamante, quien segundos después le dio un golpe de puño. A partir de ahí todo fue descontrol. Aparecieron en escena el resto del grupo de asesinos, Adrián y los otros dos amigos.

Después vino la secuencia que ya se conoce y la que más impactó: los golpes que se cobraron la vida del hombre de 48 años. El hecho ocurrió el domingo por la madrugada en el cruce de la avenida Hipólito Yrigoyen (Ruta 197) y la calle Julián Martel. Tras ser golpeado en la cabeza, Bustamante fue trasladado al Hospital Zonal de Agudos Gobernador Domingo Mercante, aunque poco tiempo después perdió la vida.

Tras la agresión, los atacantes se dieron a la fuga y según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, todavía son intensamente buscados por los efectivos de la Comisaría 1ª de José C. Paz de la Policía Bonaerense y por el equipo de investigadores de la la fiscal Silvia Bazzani, titular de la Unidad funcional de Instrucción Descentralizada Nº23 de Malvinas Argentinas, quien lleva adelante el expediente calificado como homicidio.

En el medio de la golpiza que sufrió, Bustamante recibió una patada voladora en la zona del abdomen y, prácticamente sin estabilidad para mantenerse de pie, cayó de boca al piso. Allí es cuando aparecen en escena otras personas que lo golpearon con saña. Los golpes más contundentes se los dio un joven de gorra roja: lo atacó con una piedra en la cabeza al menos tres veces.

Fuentes judiciales señalaron que el examen de autopsia ya fue practicado, aunque señalaron que los resultados todavía se desconocen. Por pronto, la fiscal se encuentras dedicada a la recopilación de más testigos y del análisis de todos los videos de las cámaras de seguridad para poder dar con los asesinos.

Luego de la autopsia, los restos de Bustamante fueron trasladados a la cochería Casa Rodríguez, situada en Zuviría al 4800, de José C. Paz y esta tarde, tras el velatorio, serán inhumados en el cementerio de San Miguel. En diálogo con lo prensa, Nora, la madre de la víctima, reclamó justicia. “Lo vi por la tele, estaba sentada desayunando cuando lo vi. Yo no sabía que era él, ni me imaginaba que era mi hijo; cuando escuché el apellido me quise morir”, sostuvo.

Por su parte, Ada Vera, la novia de Adrián, dialogó con radio Colonia y contó los momentos posteriores al ataque, ya que estaba presente también al momento del hecho. “Era muy fuerte ver a estos chicos con todas esas cosas en las manos. Cuando vi la patota, me imaginé lo peor”, dijo.

Fue una de las primeras en asistirlo. “Lo vi tirado en el piso como le pegaban con un palo. Vi que no respiraba. En un momento, vuelve a respirar y me tranquilizo”, agregó la joven, quien además relató que estaban reunidos en la pizzería porque Bustamante había organizado un festejo sorpresa para el cumpleaños de uno de sus amigos. “Estamos en Argentina. Acá, los culpables somos nosotros por salir con amigos, por salir de casa”, reflexionó.

SEGUIR LEYENDO:

Una patota asesinó a golpes a un hombre en una estación de servicio

Los 1.513 días de Nicolás Pachelo en la cárcel: de preso ejemplar a ser uno más que espera para ser juzgado por homicidio

Abusos sexuales y amenazas en un jardín de infantes: la trama que conmociona a Neuquén

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar