Tecno

Cómo convertir un computador en una nube de almacenamiento privado

Formatear vs. Resetear una laptop/computadora. (foto: Internet paso a paso)
Cómo convertir un computador común y corriente en un servidor NAS (foto: Internet paso a paso)

Una nube de almacenamiento privado sirve para compartir archivos en la red local y a través de Internet de una forma fácil y rápida, mucho más eficiente que con el típico servicio de wifi, con la que además, por medio de un sistema llamado Plex Media Server, se podría montar plataformas tipo Netflix para visualizar películas y series que el usuario tenga en su servidor sin necesidad de ocupar memoria de la CPU.

Asimismo, una nube de almacenamiento privado se crea a partir de servidores NAS que actualmente son solicitados para la creación de hogares digitales. Con estos equipos se pueden configurar redes internas y servidores VPN o FTP. Y son justamente en estos dispositivos que se van a convertir los computadores normales que ya no se usen en casa, ahorrándose así una buena cantidad de dinero.

Características que debe tener el computador para convertirlo en un servidor NAS

Para utilizar un computador común y corriente a modo de servidor NAS, este debe cumplir con algunos requisitos, especialmente en su hardware, ya que en cuanto al software, se le puede instalar cualquiera que sirva para crear nubes privadas una vez el equipo ya haya sido configurado.

Procesador

Es necesario que el computador cuente con un procesador económico en cuanto a consumo de energía, que no se recaliente en exceso y sea lo más silencioso posible, Además debe ser como mínimo Intel de 4ª generación y si dado el caso se utiliza AMD, se sugiere que sean de la primera generación Ryzen o más recientes.

Memoria Ram

Aunque lo ideal es que la memoria RAM tenga una capacidad de 8 Gigabytes o más, ordenadores con 4 GB también pueden servir para llevar a cabo la creación de un servidor NAS.

Almacenamiento

Sin duda alguna este es el requisito más importante, pues la placa base del computador que se vaya a utilizar debe tener un puerto SATA3, y también se deben cumplir los siguientes requerimientos de almacenamiento.

SSD

A la hora de instalar el sistema operativo para nube privada, el equipo debe tener un disco sólido interno SSD para que el sistema corra rápidamente, al igual que sus procesos.

HDD

Este tipo de disco duro debe poseer las mismas características que el SSD para que el rendimiento de la nube privada sea eficiente y se puedan proteger los datos almacenados.

Más unidades de SSD

Este requerimiento es opcional, aunque será muy útil para usar estos discos duros adicionales como memoria caché o como un grupo de almacenamiento para la nube más grande, haciendo que alcance mayor capacidad.

Contar con una tarjeta de red Ethernet

Este es un punto fundamental para poder transferir los datos a alta velocidad y así sacarle el máximo provecho a la red local, los switches Multigigabit y tarjetas de red de 10G Multigigabit están más baratas que nunca en la historia de la computación y serán de gran utilidad a la hora de compartir información a más de 1 Gigabit por segundo.

Fuente de alimentación

Como en este caso no hace falta una tarjeta gráfica, solo es necesario contar con una fuente de alimentación suficiente para la placa, el procesador y los discos duros que se van a conectar a la red interna.

Asimismo, la carcasa en la que se vaya a instalar la nube privada debería ser silenciosa y contar con un buen sistema de refrigeración para cuidar cada uno de los componentes, por lo que si la CPU se encuentra en un chasis muy anticuado, lo mejor será cambiarlo por uno más moderno.

Una vez conocidos estos requisitos, es momento de seleccionar el sistema operativo que se instalará, y es que en el mercado existen varios de estos softwares orientados a funcionar como un servidor NAS, por lo que en este caso su objetivo será facilitar la configuración de los servicios, el almacenamiento y las copias de seguridad. Estos son algunos de los más conocidos para los fines mencionados.

TrueNAS Core

Este software permite configurar un sistema de archivos ZFS que se traduce en un mayor rendimiento y una integración de datos eficiente, su principal competencia es el sistema EXT4 de Linux.

TrueNAS Scale

Está basado en Linux y su interfaz es muy similar a TrueNAS Core, además sus usuarios indican que su rendimiento también es óptimo y permite configuraciones avanzadas.

XigmaNAS

Este sistema operativo es una variante de otro software llamado FreeNAS, aunque su interfaz no ha cambiado con el paso del tiempo, el sistema en general fue actualizado hace poco por sus creadores.

SEGUIR LEYENDO:

Cómo mantener interacciones respetuosas en Twitter y marcar límites si es necesario

La lista completa de juegos para los amantes del diseño

Esta es un opción para buscar citas y pareja por internet

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar