Política

Cambió de jueza la causa contra el Polo Obrero por el manejo de los planes sociales

La jueza María Eugenia Capuchetti (Adrián Escandar)
La jueza María Eugenia Capuchetti (Adrián Escandar)

La causa contra dirigentes del Polo Obrero por presunta extorsión en el manejo del plan social “Potenciar Trabajo” cambió de jueza. El expediente pasó de la magistrada federal María Servini a su par de los tribunales de Comodoro Py María Eugenia Capuchetti, tras una decisión de la Cámara Federal.

Entre las magistradas hubo una disputa de competencia para determinar quien de las dos tramitaba la causa. Tras la decisión de Mariano Llorens como presidente de la Cámara Servini ya le remitió el expediente a Capuchetti, informaron a Infobae fuentes judiciales. También hay un cambio de fiscal: ya no será Federico Delgado -quien había ordenado las primeras medidas de prueba-, sino su colega Eduardo Taiano.

La causa se inició a instancias de dos denuncias penales. Una la presentó el fiscal Guillermo Marijuán y la segunda el abogado y presidente de la agrupación política Aptitud Renovadora Juan Pablo Chiesa. Pidieron que se investigue a Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero y uno de los referentes de los movimientos sociales más duros contra el gobierno de Alberto Fernández, y a Gabriel Solano, legislador de la ciudad de Buenos Aires por el Partido Obrero.

Las denuncias son para que se investigue si desde el Polo Obrero extorsionaban a beneficiarios del plan “Potenciar Trabajo” para que le den a la organización el 2 por ciento de ese ingreso -que es de 19 mil pesos mensuales- para financiar las actividades del partido. Tanto Belliboni como Solano lo negaron y marcaron que se trata de aportes voluntarios para el alquiler de los comedores y merenderos y para el gasto logístico y de transporte de la mercadería.

Las dos denuncias quedaron a cargo de la jueza Servini, que delegó la investigación en el fiscal Delgado, quien ordenó la primeras medidas de prueba. Se trató de informes a distintos organismos del estado. Pero Servini recibió una causa que tramitaba Capuchetti contra el Polo Obrero.

Capuchetti envió el expediente porque entendió que su causa refería a una manifestación puntual, mientras que la de su colega “constituiría un evento más de un despliegue de conductas sostenidas en el tiempo y presuntamente llevadas a cabo por las personas concretamente acusadas”. Pero Servini no compartió el criterio y ante la disputa entre las dos juezas intervino la Cámara Federal. “Puesto a resolver la cuestión, se advierte que ambas magistradas coinciden en que los expedientes en disputa resultan conexos y difieren sólo con relación a la sede que debe continuar con la pesquisa”, sostuvo Llorens en su resolución de ayer.

Eduardo Belliboni y Gabriel Solano
Gabriel Solano y Emilio Belliboni, los dos dirigentes que están siendo investigados

El Presidente de la Cámara entendió que la causa de Capuchetti se inició primero -el año pasado- y que su caso no es solo por un hecho puntual. Así, Llorens resolvió que esa magistrada se quede con la nueva causa contra el Polo Obrero que ya recibió el expediente de parte de Servini.

La organización realizó a fines de junio frente a los tribunales de Comodoro Py. Estuvieron Belliboni, Solano y otros referentes de la izquierda como la diputada nacional Myriam Bregman, Néstor Pitrola y Vilma Ripoll, entre otros. Los dirigentes denunciados se presentaron formalmente en la causa a designaron a sus abogadas, Liliana Alaniz y Claudia Ferraro.

“Vinimos a acusar a la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que ha largado una campaña brutal contra los movimientos sociales. Lo hace con el propósito de apoyarse en el peronismo, especialmente el PJ bonaerense y otorgarle a ellos la administración de los planes sociales. Hipócritamente habla de las mujeres para apoyarse en los ‘barones’ del conurbano”, dijo Solano en los tribunales.

SEGUÍ LEYENDO:

Subsidios de luz y gas: qué va a pasar con los usuarios que no completen el formulario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar