Sociedad

“Nos mandamos una de cowboy”: las escuchas a la banda de ”El Churi”, el secuestrador preso en el penal de Ezeiza

La investigación que terminó con la banda de Horacio Churivel alias “El Churi”, un secuestrador condenado a 31 años de prisión alojado en el penal de Ezeiza y presunto líder de una organización de ladrones que robaba casas, contó con una serie de escuchas telefónicas en las que parte de sus integrantes confesaron los delitos que cometieron. Esas pruebas son un plexo importante en la causa contra los seis sospechosos que mandó a detener el Juzgado N°4, a cargo de Martín Yadarola.

En el video que ilustra esta nota se escucha a dos miembros de la banda de “El Churi”, uno de ellos, presumiblemente, el líder y el otro, un integrante que estaba en libertad. Allí, el delincuente le cuenta a su jefe las distintas problemáticas que atravesaron para cometer un robo.

“Ayer nos mandamos una de convoy (sic)”, le dice a “El Churi”, en referencia a que habían concretado un atraco. Y sigue: “Igual, fue desprolijo. Tuvimos un accidente”. Tras escuchar a su interlocutor, Churivel le aclaró que a él no le gustan las desprolijidades. Sin embargo, según la conversación, el robo fue concretado.

Te puede interesar: Un sospechoso “tengo que desaparecer” y el mensaje mafioso que dejaron los asesinos de José Barboza sobre el cadáver

La investigación contra la banda duró cuatro meses y comenzó en junio pasado, cuando un grupo de ladrones llevaron a cabo una violenta entradera en una casa del barrio porteño de Saavedra: ingresaron armados, retuvieron a los moradores, los amenazaron y huyeron con dinero en efectivo y objetos de valor.

En ese momento, la causa quedó a cargo de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional del Distrito Saavedra-Núñez, que delegó la investigación en la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad. En esa primera instancia, la División Análisis y Extracción de Imágenes de la fuerza porteña analizó las filmaciones de las cámaras de seguridad y logró identificar la patente del auto en el que se fugaron los detenidos. Luego, localizaron ese vehículo en el barrio de La Boca.

Los asaltos de la banda de “El Churi”, el temible secuestrador preso en el penal de Ezeiza
"El Churi", con campera roja y el resto de sus cómplices

De esta forma, comenzó un seguimiento de las personas que utilizaban habitualmente ese auto, y en simultáneo el análisis de sus movimientos y conversaciones telefónicas, que fueron intervenidas con autorización del juez Yadarola del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°4. Así, los investigadores dieron con sus domicilios y el del búnker donde almacenaban los elementos utilizados para los robos y el botín.

En esa investigación, los detectives lograron bosquejar a grandes rasgos el modus operandi de la banda: los ladrones planificaban los robos y, luego de cometerlos, “perdían el rastro”, ya que usaban teléfonos alternativos con chips genéricos, que utilizaban solamente para cada hecho en particular.

Además, los integrantes de la banda usaban vestimenta similar a la policial para llevar adelante los robos y la guardaban en una casa en Sarandí, en el partido bonaerense de Avellaneda.

Te puede interesar: Al jubilado hallado asesinado en un tanque de agua en González Catán lo mataron de dos puñaladas

Ahí, uno de los miembros organizaba la logística criminal de los robos y luego rendía cuentas al verdadero líder “El Churi”, de 38 años, como quedó evidenciado en las escuchas.

Chuliver está encarcelado con una condena a 31 años de prisión dictada en 2018 por cuatro secuestros extorsivos agravados por el número de intervinientes, el empleo de armas de fuego, la obtención de rescates y en perjuicio de una niña. También por una tentativa de homicidio agravado contra policías. La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó su pena en 2021.

Desde su celda en el Pabellón F del penal de Ezeiza, según investigadores, “El Churi” brindaba la información de los domicilios propicios para llevar adelante los robos y aconsejaba sobre la mecánica de cada asalto.

Los asaltos de la banda de “El Churi”, el temible secuestrador preso en el penal de Ezeiza
Armas y municiones incautadas

El último de los golpes de su banda ocurrió en un departamento de la calle Marcelo T. de Alvear al 1.600, en el barrio de Recoleta, donde varios encapuchados irrumpieron violentamente, robaron dinero, joyas y platería, en la que estaba grabado el nombre de la familia.

Ya en la etapa final de la investigación, el juez Yadarola ordenó 16 allanamientos, donde fueron detenidos los seis integrantes de la banda y además se recuperaron los bienes robados, entre ellos cuatro autos, armas de fuego, relojes de alta gama, objetos de platería y dinero.

Uno de los allanamientos fue en la casa de Sarandí, sobre la calle Prudan al 1.500, donde fue detenido el integrante de la banda a cargo de la logística y donde se incautó dinero en efectivo, la platería, una valija que contenía el mantel rojo similar al robado en Recoleta, y un auto Alfa Romeo Giulietta, además de varias llaves de otros vehículos.

Te puede interesar: Los espantosos 5 años de Lucio Dupuy, el nene torturado y abusado cuyo crimen tiene a su madre en el banquillo de los acusados

En la misma localidad, pero en la calle Comodoro Rivadavia al 2.500, fue detenido otro de los imputados, a quien se le decomisó un Peugeot 208. El tercer sujeto, en tanto, fue aprehendido en un departamento de la calle Terrada al 3.300, en San Justo, partido de La Matanza, donde los oficiales secuestraron seis relojes de alta gama importados y dos celulares.

Otro de los miembros de la banda, quien de acuerdo a la investigación estaría a cargo de la guarda de armas, fue detenido en Suárez al 100, en el barrio porteño de La Boca, donde se incautó un revólver, una pistola y unos doscientos cartuchos de bala, un equipo de comunicación tipo Handy, varios juegos de llaves de viviendas, teléfonos celulares y un auto, también Peugeot 208. A menos de cuatro cuadras de allí, en Aráoz de Lamadrid al 200 fue detenida la única mujer de la banda.

Los asaltos de la banda de “El Churi”, el temible secuestrador preso en el penal de Ezeiza
Tenían indumentaria similar a la de la policía

Además del búnker de Sarandí, la banda contaba con otros domicilios para dejar tanto armas como los bienes sustraídos. En Hernandarias 246, también en La Boca, los policías secuestraron una pistola Pietro Beretta con un cargador con dos municiones, un Citroën Aircross, cinco computadoras y tres celulares.

En el sexto piso de un edificio ubicado en Cullen al 5.300, en el barrio de Villa Urquiza, se hallaron además tres relojes importados, cadenas, pulseras, anillos dorados, 1.450 dólares, 62 mil pesos, dos celulares y una tablet. También fueron decomisados joyas y dos celulares en un departamento de la Calle 22 casi avenida 32, en La Plata, y otros dos teléfonos en Necochea al 1.300, en La Boca.

Por último, en una casa de la calle Amancay al 700, en la localidad de El Jagüel, partido bonaerense de Esteban Echeverría, fueron secuestrados 15 gramos de cocaína, hecho por el cual tomó intervención la UFI N°13 de Ezeiza.

Los asaltos de la banda de “El Churi”, el temible secuestrador preso en el penal de Ezeiza
La plata de la abuela que habían robado en Recoleta

Los seis detenidos quedaron a disposición de la Justicia, como así también las armas, autos y bienes recuperados de los robos. Por su parte, una comisión de oficiales de la Policía de la Ciudad formalizó la detención con notificación de imputación a “El Churi”.

“Nos preocupa llamativamente que el líder de esta banda operaba con absoluta impunidad desde un penal federal mientras cumplía condena. Esto es inadmisible: necesitamos que todas las estructuras del Estado estén del mismo lado del mostrador combatiendo a la delincuencia”, señaló el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D´ Alessandro. “Este caso es una prueba más de que en la Ciudad el que las hace, las paga”, agregó.

Seguir leyendo

Los asaltos de la banda de “El Churi”, el temible secuestrador preso en el penal de Ezeiza

La historia detrás de la caída del otro Arsenio Erico, prófugo por cinco años en Paraguay tras un doble crimen

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar