Política

La muerte de Hebe de Bonafini: los fundamentos del Decreto que estableció tres días de duelo

El gobierno publicó este domingo por la tarde en el Boletín Oficial el Decreto 768/2022, a través del cual se establecieron tres días de duelo nacional por el fallecimiento de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a la que calificó como “una figura de orden internacional” y “un símbolo de la lucha por los derechos humanos” que “generó una sociedad mejor.

En el documento, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández, del jefe de gabinete, Juan Manzur, y del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, se hizo un repaso de la vida de la dirigente

“Declárase Duelo Nacional en todo el territorio de la República Argentina por el término de tres (3) días, a partir del día de la fecha, con motivo del fallecimiento de la señora Hebe de Bonafini”, señaló el primer artículo del texto.

Además, se ordenó que durante estas jornadas la bandera permanezca “izada a media asta en todos los edificios públicos” y que el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, le envíe “las condolencias del Gobierno Nacional” a la familia de la fallecida.

Entre los considerandos del Decreto, las autoridades señalaron que la vida de Bonafini “se desarrollaba con tranquilidad, vivía con su familia y tenía a cargo las tareas de cuidado de su casa, hasta que dos de sus hijos, Jorge Omar y Raúl Alfredo, fueron víctimas de desaparición forzada a manos de la dictadura cívico militar que, mediante un golpe de Estado, asaltó el poder en nuestro país en el año 1976 y ejerció ilegítimamente el gobierno hasta el 10 de diciembre de 1983″.

“Efectivamente, a partir del 24 de marzo de 1976 se instauró en la Argentina un régimen de terrorismo de Estado con un plan sistemático de desaparición de personas, campos de concentración, torturas, apropiación de niños y niñas, ‘vuelos de la muerte’ y un sinnúmero de otras violaciones atroces a los derechos humanos”, se recordó.

En este sentido, el Poder Ejecutivo remarcó que, “justamente en los primeros años, cuando los medios de comunicación, en su inmensa mayoría, guardaban completo silencio ante las denuncias de las víctimas del terrorismo de Estado, un grupo de mujeres, posteriormente conocidas mundialmente como las ‘Madres de Plaza de Mayo’, comenzó a enfrentar a los genocidas que gobernaban el país”.

“Así como todas las Madres, Hebe de Bonafini colocó en su cabeza el pañuelo blanco, abrazó la lucha para hallar con vida a las personas desaparecidas, y se convirtió en símbolo de dignidad, coraje y lucha por la Memoria, Verdad y Justicia”, destacó el Gobierno.

En esta línea, las autoridades subrayaron que “cuando los dictadores impusieron el silencio, las Madres de la Plaza levantaron la voz” y que “cuando los genocidas las obligaron a ‘circular’, ellas inventaron su ronda”.

“En las décadas posteriores, frente a todos los intentos de imponer la impunidad, ellas jamás bajaron los brazos y exigieron siempre justicia. Una y otra vez, ellas, junto a otras organizaciones de derechos humanos y a la sociedad argentina, que había tomado su ejemplo y abrazado su lucha, impidieron la libertad de los genocidas”, se agregó.

Asimismo, en el documento se remarcó que el trabajo de la mencionada entidad “se convirtió en un símbolo mundial de la lucha de los derechos humanos, así como lo son sus pañuelos blancos, sus rondas alrededor de la Pirámide de Mayo de los días jueves, y su persistencia pacífica durante décadas en procura indeclinable de Verdad y Justicia”.

“Por su lucha incansable Hebe de Bonafini se convirtió en una figura de orden internacional; no hay país en el mundo que no conozca los trágicos años del terrorismo de Estado en Argentina y que no haya visto a las Madres de Plaza de Mayo como un símbolo de la lucha por los derechos humanos”, se detalló.

Por último, las autoridades detallaron que “con enorme valentía, con inmenso coraje, con su búsqueda infatigable, su lucha de décadas generó una sociedad mejor, que lleva a los derechos humanos como un elemento de su propia identidad nacional”.

“Por todo ello las Madres de Plaza de Mayo y Hebe de Bonafini en particular, hicieron una contribución decisiva para lograr Memoria, Verdad y Justicia. Que es un deber del Gobierno Nacional reconocer esta lucha y su memoria, con motivo de su lamentable fallecimiento”, cerró el Decreto.

/america/america-latina/2022/11/20/las-figuras-latinoamericanas-que-expresaron-sus-condolencias-por-la-muerte-de-hebe-de-bonafini/

A través de un comunicado que emitió este domingo, la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) expresó “su más sentido pesar por el fallecimiento de la compañera Hebe de Bonafini, símbolo de la lucha por los Derechos Humanos”.

“Hebe fue un ejemplo de perseverancia y convicción frente a los poderes y la injusticia, que debe perpetuarse en la memoria colectiva. Los trabajadores argentinos organizados, reconocemos su coherencia su tenacidad y su fortaleza, le rendimos sentido homenaje a su lucha inclaudicable frente a todos los poderes de turno en búsqueda de Justicia”, señaló la entidad.

En el texto, firmado por el Consejo Directivo Nacional de la central obrera, también se manifestó su “respeto” y “recuerdo permanente a quien fuera un símbolo de lucha por los derechos de los más postergados”.

“Los más humildes la despedimos con dolor y elevamos una oración por su memoria. Solo pedimos, Memoria, Verdad y Justicia con tu testimonio de vida”, cerró la CGT.

/politica/2022/11/20/las-cenizas-de-hebe-de-bonafini-descansaran-en-la-plaza-de-mayo-segun-anunciaron-desde-madres/

/sociedad/2022/11/20/la-foto-de-hebe-de-bonafini-en-el-juicio-a-las-juntas-que-inspiro-una-escena-de-argentina-1985/

Hebe-Alicia Kirchner
Hebe de Bonafini junto a Alicia Kirchner

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, se expresó en Twitter por el fallecimiento de la fundadora de Madres de Plaza de Mayo: “Qué decir de vos, querida Hebe, una luchadora de la vida, defensora de los derechos humanos. Leal como pocas. Marcaste una huella que nadie podrá borrar, los pañuelos blancos y los y las que luchan por una Patria soberana, por la verdad. La memoria y la justicia te abrazan. Hebe, vos sabés cómo te quiero, cuidaremos tu siembra con amor y dignidad”.

Una ministra que integra el gabinete del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, también lamentó el fallecimiento de Hebe de Bonafini y destacó que su “trayectoria es más grande que cualquier diferencia política”.

María Migliore-Hebe
El mensaje de la funcionaria de Rodríguez Larreta por la muerte de Hebe

“Hebe fue símbolo de lucha impulsando una agenda de justicia y DDHH en Argentina. Un grupo de Madres que con valentía le hicieron frente al momento más oscuro de nuestra historia. Esa trayectoria es más grande que cualquier diferencia política. Me quedo con eso”, escribió en su cuenta de Twitter María Migliore, a cargo de la cartera porteña de Desarrollo Humano y Hábitat.

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) expresó su “profundo dolor ante la partida de la querida” dirigente, a la que calificó como “uno de los máximos símbolos de la lucha contra el geniciodio y en defensa de los Derechos Humanos”, y convocó a “transformar el dolor en convicción de lucha por un país sin desigualdad”, “como enseñó” ella.

“La clase trabajadora tiene una gran deuda de gratitud con esta enorme militante de los DDHH y una de las constructoras de la derrota cultural de los genocidas. El conjunto de los argentinos y argentinas tenemos un país más digno de ser vivido gracias a la lucha de Hebe y las Madres. Desde el día en que se pusieron el pañuelo en la cabeza y empezaron a marchar, a pesar de que se las trataba de locas y de que muchas hayan pagado con su vida por reclamar la aparición de sus hijos, las Madres demostraron que en ese puñado de mujeres había reservas morales para vencer a los genocidas y nos enseñaron a no abandonar la lucha. Ese pañuelo, ahora más que nunca, será bandera de las trabajadoras y los trabajadores”, manifestó la entidad.

CTA-Hebe
El comunicado completo de la CTA

A través de un comunicado, la CTA sostuvo que “la mejor manera de honrar la memoria de Hebe es transformar nuestro dolor en convicción de lucha por un país sin desigualdad, sin hambre y donde se erradiquen todas formas de la violencia con las que se pretende reprimir las demandas de jóvenes, mujeres, pueblos originarios, trabajadores y todos aquellos que alzan su voz denunciando la opresión de los poderosos”.

A través de sus redes sociales, Ricardo Alfonsín, el embajador en España e hijo del ex presidente radical, le dedicó a unas sentidas palabras a Hebe, a quien describió como un “luchadora” e “incansable defensora de los derechos humanos”. “Que en paz descanse, Hebe. Una abrazo muy grande a su familia, amigos y compañeros de lucha”, concluyó.

contenido no licenciado

Desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) también lamentaron la partida de la Presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo. “Su historia es símbolo de resistencia y defensa de los derechos humanos”, escribieron desde su cuenta de Twitter.

contenido no licenciado

A pesar de que en el último tiempo, la relación entre Hebe y el Ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, no atravesaba un buen momento y ella había pedido su renuncia por “inepto” luego del atentado que sufrió Cristina Kirchner, el funcionario admitió en Radio 10 que “la llamaba todos los días desde que salió por primera vez del Italiano”. Y agregó: “Entendí el mensaje de lo que quiso decir y la comprendí”.

“La Patria Grande honra a una valiosa mujer, luchadora y profundamente revolucionaria que hoy 20 Noviembre, se hace eterna”, tuiteó Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. “¡Grande Hebe de Bonafini! Estarás por siempre en los corazones del pueblo venezolano y latinoamericano. ¡Te recordaremos eternamente!”, afirmó en su cálida despedida.

Pablo Iglesias, doctor en Ciencias Políticas, Presidente del Instituto República y Director de La Base, recordó a Hebe de Bonafini como “una de las grandes referencias de la dignidad de los pueblos que luchan por su memoria democrática y por los derechos humanos”.

Evo Morales, presidente de Bolivia, se mostró “muy triste y consternado por la partida de la hermana Hebe de Bonafini”. Destacó que fue una persona “histórica, muy respetada y querida” y recordó que “su lucha incansable e incorruptible contra las dictaduras por memoria, verdad y justicia es un ejemplo para las nuevas generaciones”.

evo morales - muerte de hebe de bonafini

Víctor Manuel Fernández, arzobispo de La Plata y amigo del Papa Francisco, contó que visitó a Hebe este viernes cuando todavía se encontraba internada en el Hospital Italiano de esa Ciudad. “La encontré muy bien preparada. ‘Estoy lista’, me dijo con una sonrisa. Le di el saludo de Francisco. Ella decía que volvió a la fe después de reconciliarse con él”, tuiteó al desearle un “eterno descanso”.

En un hilo de Twitter, el gobernador bonaerense Axel Kicillof describió a Hebe como “la madre de todos” y la calificó como “una persona única”. El mandatario provincial dijo que ella “es el más maravilloso ejemplo de cómo la pérdida y el dolor se transforman en incansable lucha y esperanza”. Recordó que a los 93 años y con su cuerpo ya sin fuerza, “fue a la ronda de los jueves” y “militó hasta su último aliento para la patria y el pueblo, su pueblo”.

axel kicillof - muerte de hebe de bonafini

La diputada de izquierda Myriam Bregman y el diputado liberal José Luis Espert fueron los primeros dirigentes de la oposición en manifestarse sobre la partida de Hebe. Si bien Bregman fue más empática, recordó que “más allá de las diferencias de los últimos años” ella “siempre acompañó firmemente en el proceso de ocupación de fábricas y puesta en producción”. Espert, en cambio, fue poco compasivo y dijo que “se fue sin rendirle cuentas a la Justicia”, en alusión las irregularidades cometidas por su ONG Tiempos Compartidos.

Después del comunicado oficial de Presidencia, el Jefe de Estado utilizó su cuenta de Twitter para despedirse de Hebe de una manera más afectuosa y personalizada. “Con la partida de Hebe de Bonafini perdimos una luchadora incansable. Reclamando verdad y justicia junto a las Madres y Abuelas, enfrentó a los genocidas cuando el sentido común colectivo iba en otra dirección. Con enorme cariño y sincero pesar, la despido. Hasta siempre Hebe”, resaltó Alberto Fernández al compartir una emotiva foto junto a ella.

alberto fernandez - muerte de hebe de bonafini

Con una foto de Estela de Carlotto junto a Hebe de Bonafini, la ONG Madres de Plaza de Mayo se sumó a los mensajes de condolencias: “Lamentamos la partida de Hebe de Bonafini, Madre de Plaza de Mayo, hermana en esta lucha por la desaparición de nuestrxs hijxs. Abrazamos a sus compañeras y familiares. ¡Hasta siempre!”

abuelas de plaza de mayo - muerte de hebe de bonafini

A través de un comunicado de Presidencia, Alberto Fernández despidió “con profundo dolor y respeto” a Hebe de Bonafini. “El gobierno y el pueblo argentino reconocemos en ella un símbolo internacional de la búsqueda de memoria, verdad y justicia por los treinta mil desaparecidos”, aseguró. Y recordó que como fundadora de Madres de Plaza de Mayo “puso luz en medio de la oscura noche de la dictadura militar y sembró el camino para la recuperación de la democracia hace cuarenta años atrás”. Por todo esto, el gobierno decretó tres días de duelo nacional para rendirle homenaje.

presidencia - muerte de Hebe de Bonafini

A nivel internacional, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, tuiteó una foto en la que se muestra sonriente junto a Hebe de Bonanifi y le agradeció su militancia por los Derechos Humanos. “¡Gracias por tanto, Hebe heroica y querida! Por ti… ¡vamos a vencer!”, sentenció.

Los ministros Wado de Pedro, de Interior; y Daniel Filmus, de Ciencia Tecnología e Innovación; destacaron su fervorosa militancia y su incansable luche por los DD.HH. “Gracias Hebe querida por tu rebeldía incansable, por tu militancia furiosa y popular. Te vamos a extrañar”, señaló De Pedro. Mientras que Filmus destacó: “Gracias a su coraje y dignidad muchas madres y abuelas de Plaza de Mayo, resistieron la dictadura y sostuvieron un camino de memoria, verdad y justicia. Símbolo universal de lucha por derechos humanos. Estará en el corazón del pueblo argentino”.

Tuits por la muerte de Hebe de Bonafini

El primero de los gobernadores peronistas en manifestarse al respecto fue Ricardo Quintela, de La Rioja. “Nos toca despedir a Hebe de Bonafini aquella Madre de Plaza de Mayo que mantuvo por muchos años la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia. La recordaremos por su incansable lucha, por la defensa de los derechos humanos y por su pedido de Nunca Más. Acompañamos a toda su familia”, tuiteó apenas 10 minutos después de la confirmación de CFK.

Tuits por la muerte de Hebe de Bonafini

Los ministros bonaerenses Nicolás Kreplak, de Salud; y Andrés “Cuervo” Larroque, de Desarrollo de la Comunidad, también destacaron su lucha. “Hace un rato, en horas de la mañana, nos dejó la queridísima y enorme compañera Hebe. Como siempre, hasta el final y con la fortaleza que la caracterizó a lo largo de su vida. Gracias por tanta lucha y por marcarnos para siempre cada paso que damos”, tuiteó Kreplak. Por su parte, Larroque describió a Hebe como “infinita” y aseguró que “vivirá en nuestros corazones”.

/sociedad/2022/11/20/hebe-de-bonafini-del-coraje-con-que-enfrento-a-la-dictadura-al-desatino-y-la-violencia-del-final/

/politica/2022/11/20/cristina-kirchner-despidio-a-hebe-de-bonafini-dios-te-llamo-el-dia-de-la-soberania-nacional/

Minutos después de que se hiciera pública la muerte de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, dirigentes del oficialismo y la oposición manifestaron su dolor y se despidieron a través de las redes sociales.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en una fotografía de archivo. EFE/Tono Gil
La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en una fotografía de archivo. EFE/Tono Gil (Tono Gil Tono Gil/)

Murió Hebe de Bonafini. Tenía 93 años. La confirmación oficial estuvo a cargo de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, con un posteo en las redes pasadas las 11.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar