Economía

Compra de propiedades con el blanqueo de capitales: ¿es el instrumento que hará crecer al mercado inmobiliario?

Departamentos futbolistas
Se espera que cuando se reglamente la compra de viviendas usadas a través del Blanqueo de capitales se motorizarían ventas y crecería el mercado inmobiliario después de bastante tiempo

El mercado inmobiliario recibió con buenos ojos que el Senado (Diputados ya había dado media sanción) también apruebe la inclusión de un artículo dentro del Proyecto de Presupuesto 2023 que ampliará el blanqueo vigente con destino a la construcción para la compra de los inmuebles usados, los cuales que no estaban incorporados en la normativa original.

Ahora restan dos instancias pendientes: la promulgación por parte del Poder Ejecutivo y su correspondiente publicación en el Boletín Oficial para que entre en vigencia la reglamentación y cómo funcionará la herramienta. Aquellas personas que tengan dinero no declarado podrán aplicar en esta ley que comienza con un impuesto especial del 5%, que va incrementando para quienes ingresen más adelante, con el 10%, y llegando hasta un 20%, cuando culmine la opción a fines de 2023.

Que el blanqueo aplique para la compra de inmuebles usados está fijado por el artículo 71 del proyecto que fue aprobado por diputados y senadores (en esta instancia sólo fue aprobada por el bloque oficialista de forma unánime, mientras que el bloque de Juntos por el Cambio no participó de la sesión). El texto añadió la compra de los inmuebles usados pero en dos posibilidades bien concretas: el caso en que la unidad tenga como “destino exclusivo” el uso de vivienda propia de aquel que blanqueó o el caso en que sea destinada al alquiler tradicional para vivienda familiar por un plazo que no podrá ser menor de 10 años.

“Volvimos a solicitar una reunión con el Poder Ejecutivo para formar la mesa de trabajo en donde pondremos nuestro conocimiento en la reglamentación del Blanqueo de inmuebles usados” (Bennazar)

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), comentó a Infobae que “esperamos con esta medida que pueda volver a expandirse el sector. Trataremos de aportar nuestra visión en la tarea de la reglamentación con el propósito de que la norma esté operativa cuanto antes y continuar trabajando en beneficio de la actividad. Desde la cámara volvimos a solicitar una reunión con el Poder Ejecutivo para formar la mesa de trabajo en donde pondremos todo nuestro conocimiento y experiencia en la reglamentación del Blanqueo de inmuebles usados”.

Las expectativas son grandes desde que se creó la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, y los inmobiliarios siempre sostuvieron que tanto la opción para destinar ahorros no declarados en las viviendas en ejecución (con grado de avance inferior del 50% desde marzo 2021) como para las usadas debían ir juntas, porque ambos sectores se potencian.

Departamentos futbolistas
Después de bastante tiempo el año culminará con la venta de más de 25.000 inmuebles. Se espera que cuando entre en vigencia el Blanqueo para los usados esta cifra sea mucho mayor para fines de 2023

“Es clave llegar a un entendimiento con el Gobierno y las organismos que intervienen como la AFIP, para avanzar y generar certidumbre a quienes podrían comprar viviendas para uso final como destinarlas al mercado de los alquileres que hoy son escasas”, amplió Bennazar.

Qué se podrá comprar

Aunque falte realizar la reglamentación para que funcione el Blanqueo para la compra de viviendas usadas, se espera que muchos ahorristas declaren su dinero en unidades listas para habitar o para que se ofrezcan en alquiler en todas las ciudades del país.

Ven que es una posibilidad firme para aquellos que no quieren correr un riesgo que la constructora se demore y tarde en concluir las viviendas adquiridas y que hoy siguen en obras.

De acuerdo con lo previsto por la ley, el valor de adquisición del inmueble deberá ser igual o inferior a dos veces el importe previsto como mínimo no imponible para Bienes Personales. Hoy ese monto es de $30 millones para 2021 y aún no está definido el correspondiente a 2022.

Especialistas en materia impositiva sostienen que por la variación interanual, el valor del inmueble no podría superar los $106.800.000, por el cual aplican gran cantidad de propiedades que están en venta en todo el país.

A un mes de cerrar 2022 se espera que después de 4 años se vendan más de 25.000 inmuebles en Buenos Aires. Según algunas estimaciones del mercado inmobiliario cuando esté en vigencia el Blanqueo para los usados las cifras crecerían con contundencia durante 2023.

Seguir leyendo:

La OCDE afirmó que en 2023 la Argentina crecerá 0,5% y registrará una inflación del 83%

La italiana Enel, dueña de Edesur, anunció que venderá su negocio en la Argentina

Dólar hoy en vivo: la cotización libre sube a $307 y la brecha cambiaria alcanza el 86,6%

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar