Deportes

Detenciones, tiros y preocupación oficial por la guerra de las barras de Racing e Independiente

Fotos racing
Darío Bárzola, alias Gamuza, uno de los detenidos

Una pelea en la pileta del club, una apretada fea en Ezeiza, un partido que debió jugarse a puertas cerradas, una guerra que estuvo a punto de estallar en la ruta y un escándalo en un encuentro de verano. Todas estas situaciones alteraron el 2023 por Avellaneda y pusieron en alerta a la Seguridad y la Justicia. A punto tal que ayer hubo una reunión de urgencia entre el fiscal general de Avellaneda, Guillermo Castro, el fiscal que se especializa en delitos en el ámbito deportivo, Mario Prieto, las autoridades de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte de la Provincia de Buenos Aires (Aprevide) con su titular Eduardo Aparicio a la cabeza, el Superintendente de la Policía, Javier Villar, más los dirigentes de Racing e Independiente, Roberto Torres y Daniel Seoane, para intentar frenar una escalada que anuncia sangre y fuego. Y este mediodía comenzaron a verse los frutos de esa reunión: fueron detenidos cinco integrantes de la barra oficial de la Academia, entre ellos uno de sus líderes, Darío Barzola, alias Gamuza, acusados de tenencia ilegal de arma de fuego y resistencia a la autoridad. El hecho ocurrió a pocas cuadras del club cuando detuvieron el auto en que se movilizaban y les encontraron un revólver calibre 32 con 4 balas en el cargador listas para ser disparadas, dos réplicas de pistolas con sus cargadores con los balines para utilizarlas y navajas. Como dos de los detenidos eran adolescentes, uno de apenas 14 años, intervino la justicia de Menores y se verá qué ocurre con los tres adultos aprehendidos.

El hecho viene a traer aún más picante a la interna de Racing porque varios de los barras leyeron este suceso como una vendida de información a la Policía de parte de una de las facciones de la barra para hacer caer a Barzola. Hoy el paravalanchas tiene tres grupos enfrentados: los de Villa Corina dirigidos por Leandro Paredes, los de Dock Sud que tienen por líder a Diego Quintana y reúne a los históricos de La Guardia Imperial y quienes hoy están al frente y viajaron a Abu Dabi a ver al equipo de Gago, Los Pibes de Racing, cuyo jefe es Matías Alfonzo apodado Cara De Paty, el propio Barzola y que hasta el mes pasado integraban el grupo de Paredes. Una ensalada que se condimenta con violencia constante.

Fotos racing
El auto y las armas secuestradas en el procedimiento contra los barras

Cabe recordar que la tribuna la manejó La Guardia Imperial hasta septiembre de 2021, cuando quedó en manos de Leandro Paredes y Enrique Rulet, que hicieron bautizar a su grupo como Los Pibes de Racing y con apoyo político, deportivo y sindical se encaramaron en el Cilindro de Avellaneda. Pero a fines del año pasado ambos cayeron presos: Paredes acusado de haber liderado la emboscada a hinchas colombianos del Deportivo Cali que terminó con una agresión tremenda en el tren Roca y Rulet condenado a 12 años de prisión por el crimen del periodista partidario Nicolás Pacheco. Ahí la barra quedó para Alfonzo, Martín Ramírez alias Tincho y Darío Barzola. Pero los de la vieja Guardia Imperial vieron luz y quisieron subir. Por eso a comienzos de este año fueron en dos oportunidades al club a renovar sus carnets de socios con la intención de copar la tribuna desde este domingo, cuando Racing enfrente a Belgrano en el inicio de la Superliga. Y todo terminó en peleas entre los dos bandos, la última de ellas el sábado pasado al mediodía en la zona de piletas, cuando muchísimos socios estaban disfrutando de su día. Pero a esto se sumó que la Justicia liberó el jueves pasado a Paredes: el fiscal Prieto lo había dejado en prisión preventiva pero el barra apeló y la Cámara le otorgó su libertad. Y cuando vio que Cara de Paty le había ganado el lugar vacante, fue a recriminarlo directamente a Ezeiza el domingo, cuando la barra llegaba del tour all inclusive por Emiratos Árabes. Hubo una pelea que terminó rápido por la intervención de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y el conflicto se trasladó a Villa Corina, ciudad de ambos: allí dicen que hubo hasta tiros. Por esta situación de máxima tensión intervino la Justicia, la Policía y el Aprevide, que garantizó que el partido del domingo se jugará con público y pidió acción a todas las partes. El primer resultado estuvo este mediodía.

detención  barra de Racing
Leandro Paredes, encabeza una de las facciones enfrentadas, la de Villa Corina.

Por otro lado, en Independiente las aguas también bajan con un caudal rabioso y es por eso que la reunión incorporó al dirigente Daniel Seoane. Por ahora, la barra es propiedad de Los Dueños de Avellaneda, que ganaron ese lugar durante la gestión de los Moyano en el club después de que cayera preso Pablo Bebote Álvarez. Para conseguir apoyo, se aliaron con la otra facción en conflicto liderada por César Rodríguez, alias Loquillo. Pero este último cayó preso el mes pasado, acusado de violencia de género tras agredir a su pareja y al hijo de seis años de ésta en el predio que la institución tiene en Wilde. Y varios quieren tomar su lugar. La primera señal de alarma sucedió en el festejo de fin de año de la barra en ese mismo predio de Wilde: hubo denuncias de robo y de mucha tensión. Después, con el comienzo del año se hizo presente en la sede la facción Los pibes del Rojo de verdad, que está conformada por todos los que antes respondían a Bebote Álvarez. Y hubo alarma generalizada cuando ambas facciones viajaron a San Juan para el partido con Boca, que fue desactivada por la Policía cuando decidió cortar en la ruta al grupo de Los Pibes del Rojo para abortar cualquier guerra en la Provincia. Claro que la violencia estalló igual entre la barra de Boca y la de Independiente.

Loquillo, de la barra de Independiente, cayó preso y otros buscan tomar su lugar
Loquillo, de la barra de Independiente, cayó preso y otros buscan tomar su lugar

Al regreso, ambas facciones se cruzaron amenazas por el club y las redes sociales. Y este sábado, Independiente va a Córdoba a jugar contra Talleres y le habilitaron un cupo de 12.000 tickets para hinchas visitantes. Ambas facciones ya avisaron que viajarán y llevarán su guerra a la provincia mediterránea. Por eso también hay alarma y un operativo específico de seguridad que incluye a las policías de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba para que nada malo ocurra.

Seguir leyendo:

Cómo sería la amnistía que analiza AFA para el comienzo de la Liga Profesional

Lionel Messi disfrutó de su breve descanso en las montañas: el álbum familiar de Antonela Roccuzzo en la nieve

El caso Dani Alves: el tatuaje que lo expuso y la declaración de una testigo que complicó su situación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar